sábado, 19 de octubre de 2019

Poema del día: "Mañana otoñal", de Gösta Ågren (Finlandia, 1936)

De niño encontré una vez
un dios moribundo. Yacía inmóvil
entre sus alas esperando
que lo dejasen
en libertad. El hombre es
polvo; sólo los dioses pueden morir.
Al alba él ya se había hundido
en una montaña que ahora temblaba
al compás de los latidos de su corazón. Sólo los cordones
de los caminos la mantenían unida. En lo alto,
al este, se derramaban intestinos ardientes
entre las nubes. Comprendí
que un dios utiliza toda
la realidad como cuerpo
cuando sufre. Después
parecía un pájaro muerto,
pero yo sabía que ningún pájaro
puede morir tan profundamente.

Gösta Ågren en Jär (1988), incluido en Poesía nórdica (Ediciones de la Torre, Madrid, 1999, ed. y trad. de Francisco J. Uriz).

Otros poemas de Gösta Ågren
Catedrales de EuropaDiscurso final

1 comentario:

  1. Precioso poema lleno de imágenes con profundo significado. Refleja el amor y el respeto hacia entidades espirituales de alto nivel y creo que transluce la creencia de que el mundo se queda pequeño ante su grandeza y que en cualquier momento pueden resurgir de manera esencial para seguir ayudándonos en nuestra evolución. Un placer leerlo.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: