domingo, 4 de mayo de 2014

Poema del día: "A una desdeñosa", de Muhammad ibn Abd al-Malik ibn Quzman (España, Al-Andalus, ca 1078-1160)

Teniendo gran honra, / perdí la razón
por una coqueta / que obró a su sabor.

¡Ternera de Meca, / me muero por ti!
Toda hora renuevo / de ti mi loor.
¿Soltóme tan pronto / tu mano, por qué?
Cariño y afecto / ¿qué hiriéronse, di?

Del año pasado / recuerdo el asir;
palillos y canto, / locuras sin fin.
Criado te fuera / con mucha humildad,
por más que saliese / mi gozo a la luz,

Me acuerdo del pueblo / que mozo habité.
No miedo nos daban / ni hachch ni faquí.
Las caras bien limpias, / de acá para allá,
y holgar cada día / con nuevo placer.

De habernos durado, / ¡qué tiempo era aquél!
Dejaba a una hermosa / por otra mejor.
Ruxáid si se hundía, / nadaba Muhéich,
cual viera en sus tiempos / Harún ar-Raxíd.

¡Quién tal luna nueva / pudiera mirar,
debajo del pelo / cual poma lucir,
más bella que cierva / más dulce que miel!
Aquello que muestra / siempre es lo mejor.

Ofrece a los besos / un negro lunar.
¡Por él, a fe mía, / me quiero perder!
Si atinan mis labios /el sitio QABAL,
con palma de mártir / podría morir.

No me une contigo / ni ley ni antiley,
Pelusa del mármol / no puedo sacar.
Cual negro entre sombras, / cual uva en zarzal
tu amor busco. ¡Lejos / y cerca a la vez!

Si ves a tu amante / perdido de amor
(que a nadie ha querido / jamás como a ti);
si al fin puedo verte, / conmigo vendrás,
por hierro que tengas / en tu corazón.

Muhammad ibn Abd al-Malik ibn Quzman, incluido en Poesía de Al-Andalus (Asociación Andaluza de Profesores de Español Elio Antonio de Nebrija, Sevilla, 1999, varios trad.).

Otros poemas de Muhammad ibn Abd al-Malik ibn Quzman
Déjame en paz, amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: