domingo, 11 de abril de 2010

Poema del día: "Mayo", de Ana Rossetti (España, 1950)

"Terríbilis est locus iste..."

No era el miedo un pájaro aterrado
entre oscuras paredes,
ni el nocturno chirriar de la madera,
ni la luna, de pronto, en el armario hundiéndose,
ni el viento agazapado en las cortinas.
Era el miedo un vértigo exquisito
ante el altar purísimo de mayo
y olía a madreselvas y alhelíes.
Era un mantel de almidonado hilo
con ángeles tañendo entre vainicas.
Era mi madre abriendo su libro de prodigios
con resuelto fervor
y era su voz tan clara como un trozo de espejo
clavándose en la tarde:
"Cuenta Alfonso María de Ligorio...".
Sobresaltado el ánimo, del relato pendientes,
hasta de respirar nos reprimíamos.
Las rodillas contra la firme estera se estriaban.
Sancionada por la muda aquescencia
de la celeste imagen -con la túnica suelta
de un azul desvaído, tan ondulada y dura
como el mar la melena
y esos hermosos ojos de extrema dulzura-
la lectura, abrumándonos,
sus turbios vericuetos desplegaba.
Nunca Poe, ni Bécquer, ni el mismo Lovecraf
pudieron compararse a la voz de mi madre
describiendo piadosa y minuciosamente
castigos ejemplares y olores deliciosos.

Ana Rossetti en Devocionario (Visor Libros, Madrid, 1986).

Otros poemas de Ana Rossetti
Bárbara, niña, presiente su martirioInconfesiones de Gilles de RaisMayoSantifícame

4 comentarios:

  1. Cuantos bellos poemas, publicados o no, se pierden en los cajones solo porque los escribió una mujer.
    Venir a tu casa ha sido una genial idea y aunque , como todos, imagino, no tengo todo el tiempo que quisiera me pasaré por aquí lo más asiduo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, procuro recopilar poemas de mujeres, es un esfuerzo que merece la pena. Gracias por venir.

      Eliminar
  2. Un trabajo magnifico con el que nos regalas tu tiempo y buen hacer, gracias a ti por compartirlo.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: