lunes, 12 de septiembre de 2016

Poema del día: "Hágalo", de Carlos Latorre (Argentina, 1916-1980)

Espacio. El suyo y el mío y el necesario para el bosque. El agua del mar no cae al vacío, al espacio.
          Está arriba y abajo, y no cae.
La atracción, la antípoda. Boca abajo. Patas arriba.
La ola llega a más de treinta metros de altura y no consigue la libertad. Alta como las catedrales,
          siempre recobra su nivel.
El mar, no las catedrales. El hombre sólo en ocasiones excede los dos metros. Pero sin embargo
          dicen que asciende más alto. Quizás.
Eche a volar las palomas. Lo mismo. Regresan.
Suelte el idioma. El improperio. ¿Alcanza? No va más allá que una fiera herida en el pudor, que una
          amante con una bala en la frente.
De todas las libertades, la del bumerang. Es todo lo que conceden.
¡Absurdo!
Vaya siempre demasiado lejos.

Carlos Latorre en La línea de flotación (1959), incluido en Antología de la poesía surrealista latinoamericana (Editorial Galache, México, 1974, ed. de Stefan Baciu).

Otros poemas de Carlos Latorre
La ley del mayor esfuerzoLos amantes circunscriptosSeramérica

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: