domingo, 24 de mayo de 2015

Poema del día: "La Recoleta", de Jorge Luis Borges (Argentina, 1899-1986)

Convencidos de caducidad
vueltos un poco irreales por el morir altivado en tanto sepulcro
irrealizados por tanta grave certidumbre de muerte,
nos demoramos en las veredas
que apartan los panteones enfilados
cuya vanilocuencia
hecha de mármol, de rectitud y sombra interior
equivale a sentencias axiomáticas y severas
de Manrique o de Fray Luis de Granada.
Hermosa es la serena decisión de las tumbas,
su arquitectura sin rodeos
y las plazuelas donde hay frescura de patio
y el aislamiento y la individuación eternales;
cada cual fue contemplador de su muerte
única y personal como un recuerdo.
Nos place la quietud,
equivocamos tal paz de vida con el morir
y mientras creemos anhelar el no-ser
lanzamos jaculatorias a la vida apacible.
Vehemente en las batallas y remansado en las losas
sólo el vivir existe.
Son aledaños suyos tiempo y espacio,
son arrabales de alma
son las herramientas y son las manos del alma
y en desbaratándose ésta,
juntamente caducan el espacio, el tiempo, el morir,
como al cesar la luz
se acalla el simulacro de los espejos
que ya la tarde fue entristeciendo.
Sombra sonora de los árboles,
viento rico en pájaros que sobre las ramas ondea,
alma mía que se desparrama por corazones y calles,
fuera milagro que alguna vez dejaran de ser,
milagro incomprensible, inaudito
aunque su presunta repetición abarque con grave horror la existencia.
Lo anterior: escuchado, leído, meditado
lo realicé en la Recoleta,
junto al propio lugar donde han de enterrarme.

Jorge Luis Borges en Fervor de Buenos Aires (1923), incluido en Antología de la poesía latinoamericana de vanguardia (1916-1935) (Ediciones Hiperión, Madrid, 2003, ed. de Mihai G. Grünfeld).

Otros poemas de Jorge Luis Borges y artículos sobre su obra
A un poeta menor de la antologíaArte poéticaBarrio reconquistadoCasi juicio finalCosmogonía,  Elogio de la sombraForjaduraFundación mítica de Buenos AiresGesta maximalistaHeráclito,  Inscripción en cualquier sepulcroLa noche cíclicaLa RecoletaLímitesPoema conjeturalPoema de los donesSpinoza,  Trinchera
*Artículo de Cristina Castello sobre Jorge Luis Borges

2 comentarios:

  1. Hola! Yo tengo la edición corregida por el mismo en el año 1969 muchas gracias por compartir esta primera edición,es muy difícil de conseguir impreso muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí la tienes, apareció en esta antología.

      Eliminar

Tomo la palabra: