lunes, 24 de febrero de 2014

Poema del día: "Escena de cacería", de Abu Isháq Ibrahím ibn Jafáya (España, Al-Andalus, 1058-1138)

Caza con toda clase de aves de rapiña,
de ruidosas alas y rojas garras,
cuyos costados están rodeados de un tejido rayado
y tienen los ojos alcoholados de oro;
se les da suelta, con todas las esperanzas
y vuelven con las garras y el pico teñidos;
también están los corredores, de gran hocico, ojos pequeños,
flexible talle, correas al cuello, y experimentados;
muestran dientes como puntas de lanzas,
mas cuando corren, son las propias lanzas cimbreantes;
siguen a la presa sobre las rocas, mientras la noche
les envuelve con su manto de color de la pez;
unos son negros, con ojos llameantes,
que parecen lanzar carbones encendidos;
otros llevan camisa rojiza en la que, la correa,
parece un cometa errante en una nube de polvo;
corren sobre la línea de un camino borrado,
pero ellos leen la línea de escritura;
su esbeltez ha doblado su espinazo, de tal manera que parecen
lunas menguantes entre el polvo que les oculta.
A veces la presa es un zorro de vientre blanco,
con finas orejas y pelaje gris;
corre con precaución, encogiendo las patas,
se encoge y se dobla como un brazalete;
corre con astucia, dando regates,
y casi está a punto de escapar de las manos del destino,
pero, al darse la vuelta, el temor de la muerte
le impulsa como una pelota que devuelven
las manos del desierto;
otras veces es una ave ligera que pasa
y levanta el vuelo de otras aves;
corta de paso, parece caminar
como una joven que arrastra un manto;
con su pico teñido parece que ha bebido
en una copa de vino.

Abu Isháq Ibrahím ibn Jafáya, incluido en Poesía de Al-Andalus (Asociación Andaluza de Profesores de Español Elio Antonio de Nebrija, Sevilla, 1999, varios trad.).

Otros poemas de Abu Isháq Ibrahím ibn Jafáya
Escena báquicaEscena de caceríaQuien queda y quien parte

2 comentarios:

  1. Un hermoso poema que merece la pena ser divulgado, aunque particularmente aborrezca la caza. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el arte la belleza puede encontrarse en cualquier parte, incluso en aquello que aborrecemos. Por ejemplo, la caza, pero en España ha habido una fuerte simbiosis entre tauromaquia y arte.
      Un saludo.

      Eliminar

Tomo la palabra: