viernes, 5 de julio de 2013

Poema del día: "Para Jean-Paul Samson", de René Char (Francia, 1907-1988)

Durante una visita que Samson me hizo en París evocamos a Camus muerto pocos meses antes, pero que parecía haberse que­dado en aquella casa de los Tocqueville. Le cité la estricta frase de Hermán Melville que Camus amaba por encima de todas las seme­jantes: «La verdad expresada sin compromisos siempre tiene los bordes despedazados.» De repente, prestamos más atención a los pasos de alguien que descendía por la escalera de madera del edi­ficio, antes de perderse en la calle. Jean-Paul Samson se levantó, se secó los ojos, se caló la boina sobada y se dio prisa en marcharse.
   No existe la quimera. Y sin embargo algunos hombres, nunca demasiado instalados, encarnan sus rasgos furtivos y desembriagadores. Samson fue uno de ellos. Allí donde la muerte los acuesta los vientos de la tierra, ciertos días, son más glaciales o más cálidos. Y los jardineros y los cazadores los localizan.
1961

René Char en Indagación de la base y de la cima (1952-1960) (Ediciones Árdora, Madrid, 1999, trad. de Jorge Riechmann).

1 comentario:

Tomo la palabra: