lunes, 6 de septiembre de 2010

Poema del día: "Los nombres de la noche", de Hassan Mutlak (Irak, 1961-1990)

Creo que te quiero

             * **

Los cielos están elevados,
y los ladridos salen de los alrededores.
Las ranas croan en los estanques,
y cuando aúllan los lobos
es la hora de que los insectos se despierten.
El mal es una idea,
y el amor es el instinto del pan de la vida.
Y uno no tiene más que llorar entre los dos pilares.
La libertad sabe a negro como los árboles
y la hembra es liberación de la divinidad y del diablo.
…tú, el frío activo,
el croar
el dolor en la cabeza
¿Quién de nosotros sabe que el otro está curado?
¿Quién glorifica a su compañero en las oraciones?
La luna ha caído en la ciénaga
donde empieza el canto de las ranas.
Hemos caído en la cama…
cada uno glorifica su herida.
Que: el relámpago,
                     el susurro,
                              el deseo,
                                       y el concierto,
                         son algunos nombres de la noche.

Hassan Mutlak, inédito en castellano, traducido por Abdallah Taouti y cedido para su publicación por Muhsin Al-Ramli, hermano del poeta.

Otros poemas de Hassan Mutlak
El cuento del campoIshtar, Las máscarasLos nombres de la noche,

6 comentarios:

  1. El poema "Los nobres de la noche", es precioso una de sus frases la encuentro que es deliciosa ( El amor es el instinto del pan de la vida). Un saludo . Chabela

    ResponderEliminar
  2. Esa frase es de una gran belleza, entronca mucho con el misticismo musulmán sufí, que adoran la poesía.

    ResponderEliminar
  3. Concertar es amor, escribió el gran poeta valenciano Juan Gil-Albert. En efecto, del desconcierto y arrebato de los sentidos al concierto del amor. Es, pues, uno de los nombres de la noche. Y el final del poema es magnífico.
    Y es de valorar que Paco Cenamor haya visto la influencia mística sufí desde el propio título del poema. Nosotros no deberíamos sentirnos ajenos a esa poética espiritualista, que podemos encontrar en Benjamín de Tudela o el mismísimo Fray Luis de León(que fue capaz de aunar las tres fuentes del misticismo hispánico: cristiano, musulmán, hebreo)
    Habré de leer con más detenimiento a Hassan Mutlak, a quien ya conocía muy someramente gracias a una referencia de un blog que tú, amigo, has comentado en la asamblea.
    Y la poesía iraquí de la diáspora/exilio tiene suficientes nombres en Europa (y España) como para detenerse un rato, y gozarla.
    Un abrazo, Cenamor.
    Pere

    ResponderEliminar
  4. Pues precisamente uno de esos poetas de la diáspora iraquí, Muhsin Al-Ramli, hermano de Hassan Mutlak, prologó mi último libro.

    La poesía mística siempre me ha gustado mucho, pero había leído sobre todo cristiana. Ahora estoy con una antología de Rumi.

    El sufismo lo descubrí con el gran maestro sufí nacido en la actual Murcia Ibn Arabi.

    Es curioso, decimos que personajes importantes pre hispánicos: pobladores celtas e íberos, cartagineses, romanos, godos o visigodos, decimos que son españoles o antecesores nuestros. Pero nunca decimos lo mismo de los musulmanes: Ibn Arabi era español.

    ResponderEliminar
  5. Mejor, digo yo, arabigoandalusí o hispanoandalusí...
    Pere

    ResponderEliminar
  6. No, si lo de español lo digo pa provocar, jajajajaja, porque si son "españoles" unos lo son los otros, ya está bien de seleccionar nuestra historia al antojo de unos pocos ultras. El termino más correcto sería andalusí, si.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: