miércoles, 3 de marzo de 2010

Poema del día: "El Hacedor", de José García Nieto (España, 1914-2001)

Entra en la playa de oro el mar y llena
la cárcava que un hombre antes, tendido,
hizo con su sosiego. El mar se ha ido
y se ha quedado, niño, entre la arena.

Así es este eslabón de tu cadena
que como el mar me has dado. Y te has partido
luego, Señor. Mi huella te ha servido
para darle ocasión a la azucena.

Miro el agua. Me copia, me recuerda.
No me dejes, Señor; que no me pierda,
que no me sienta dios, y a Ti lejano...

Fuimos hombre y mujer, pena con pena,
eterno barro, arena contra arena,
y sólo Tú la poderosa mano.

José García Nieto en Sonetos por mi hija (1953), incluido en Dios en la poesía actual (Biblioteca de autores cristianos, Madrid, 1970, selec. de Ernestina de Champourcin).

Otros poemas de José García Nieto
El HacedorGracias, Señor

7 comentarios:

  1. Vi el video en que presentaste el libro y conozco un poco más, aunque este poema me gusta

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Tuve el privilegio de conocer a Pepe García Nieto y de que entregara su afecto, pese a la aparente frialdad en que recibía en su despacho de Cultura Hispánica. Publiqué casi mis primeros poemas en Poesía Hispánica. Poseo varios poemarios y cartas del Maestro. Sus incontables sonetos eran y son piezas de orfebrería. Y pese a haber sido del bando de los vencedores, a muchos, muchísmos rojos de las diversas generaciones nos ganó para la contienda de la Poesía sin condiciones. Que su Dios lo tenga en su seno.
    Pere Bessó.

    ResponderEliminar
  3. Claro Pere, en España determinada izquierda ha querido tener el patrimonio sobre la poesía y los poetas, pero la poesía sobrepasa los estrechos límites de los ideológico, afortunadamente. Incluso voy más allá: cuando lo ideológico ha entrado por la puerta de la poesía, la calidad ha saltado por la ventana.

    ResponderEliminar
  4. No siempre, amigo Cenamor. No siempre. En el centenario Miguel Hernández, lo citaré en primer lugar. Pero hay miles de grandes poetas y con compromiso político insalvable. Otra cosa es que un mal poeta sea de izquierdas o de derechas seguirá siendo un mal poeta, lo ensalce quien lo ensalce, por motivos extraliterarios.
    Afortunadamente para mí, eso no obsta que reconozca grandes poetas en todas las ideologías. Digo afortunadamente, porque no me los pierdo. Por ejemplo, uno de los más grandes, Ezra Pound...
    Y es que, pese a su fascismo estético (y político) hoy sigue siendo uno de los mayores revolucionarios de la alta Poesía.
    Pere Bessó.

    ResponderEliminar
  5. Era por desdramatizar, jajaja. Por ejemplo, Ezra Pound, sí, Luis Rosales, Charles Bukowski, son otros ejemplos de poetas de ideología derechista con calidad y predicamento.

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo. Si era para la risa. De acuerdo con los dos ejemplos que citas. Pero quede claro que son miles de poetas que anteayer, ayer u hoy mismo no vendieron su ideología ni sistema de valores por un plato de lentejas de reconocimiento oficial(izado). Queden para la memoria (histórica o intrahistórica) Mayakovsky, Trakl, Brecht, Char... y en la otra orilla, Borges con brillo propio...
    Por mi parte, Francisco, no hay debate, puesto que estamos esencialmente de acuerdo. Sin embargo, los matices, amigo Cenamor, los matices...
    Con estas cosas más vale no jugar a desdramatizar, porque siempre habrá un pelma como yo qie te saldrá al paso. Le va en ello coherencia ideológica y de visión del mundo, sentido de vida y también, instinto creador,Poesía...
    Un abrazo.
    Pere Bessó

    ResponderEliminar
  7. De todas maneras Pere, en mi opinión, creo que no es bueno idealizar a los poetas, pues lo importante es su obra. Te pongo otro par de ejemplo.

    La obra de Neruda parece interesante en el conjunto de la revolución literaria del idioma español durante el siblo XX. Pero, ¿es moral que viviese a lo grande toda su vida, incluso en el Madrid asediado,mientras alentaba a los obreros a morir y pasar privaciones por el comunismo?

    La obra de Maikovski contribuyó a cambios importantes en la poesía en ruso. Pero, ¿cuál fue su participación en la denuncia de poetas que apoyaron la revolución y luego fueron acusados de burgueses y fusilados o enviados a Siberia? ¿Se suicidó, como siempre ha dicho el régimen estalinista, porque los poetas son así de chulos o se suicidó cuando se dio cuenta de la barbarie y extermino que se cernían sobre sus amigos poetas a los que él había denunciado?

    Me quedo con la poesía de ambos: sus vidas poco importan ya.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: