sábado, 13 de febrero de 2016

Lee aquí poetas de ESTADOS UNIDOS

A
Adrienne Rich (Estados Unidos, 1929-2012)
Baltimore: Un fragmento de los años treintaPara el registroPara un ocupante, Poesía (III)
B
Brittany Wallace (Estados Unidos, 1987)
Sana y salva
C
Carlos Cumpián (Estados Unidos, 1953)
Hijas
Cassandra Troyan (Estados Unidos, 1986)
Todos los niños se fueron a casa / Los hombres son todos barbudos
Charles Bukowski (Estados Unidos, 1920-1994)
Así que quieres ser escritor, ¿eh?La caseraLa muerte y el pegamento blancoLos púgiles mejicanos¿Qué voy a hacer?
Charles Simic (Estados Unidos, nacido en Serbia, 1938)
Álgebra crepuscularCarniceríaDiciembreDos perrosEl hombre interiorEscobasFeria ruralJuguetes aterradoresSandíaSoledad
E
E. E. Cummings (Estados Unidos, 1894-1962)
Búfalo Bill ha muerto...
Emma Lazarus (Estados Unidos, 1849-1887)
El gran Coloso
Ezra Pound (Estados Unidos, 1885-1972)
La tumba de Akr CaarPortrait  d'une femmeProvincia desertaUn pacto
F
Forrest Gander (Estados Unidos, 1956)
A mitad de la mañana...El molde de su torso...Ligadura (12), O un Cristo...,
H
Helen R. Fogelquist (Estados Unidos, 1881-1978)
Verso en prosa (127)
J
Jake Fournier (Estados Unidos, 1989)
El criadero
L
Luis Humberto Valadez (Estados Unidos, 19??)
Cacahuetes
M
Mark Strand (Estados Unidos, nacido en Canadá, 1934-2014)
AlientoAquíCompletar las cosasElegía a mi padre (1 El cuerpo vacío2 Respuestas3 Tu muerte4 Tu sombra5 Llanto6 El año nuevo), La habitaciónLa puertaMi muerteUna suite de apariciones (IIV), Velocity meadows,
S
Sylvia Plath (Estados Unidos, 1932-1963)
Los cuidaniñosQuién
T
T. S. Elliot (Estados Unidos, 1888-1965)
Una partida de ajedrez
W
Wallace Stevens (Estados Unidos, 1879-1955)
La mujer al solLas auroras de otoño (IIIV)
Walt Whitman (Estados Unidos, 1819-1892)
Cuando escuché al astrónomo erudito...
William Carlos William (Estados Unidos, 1883-1963)
A Marco Antonio en el paraíso

viernes, 12 de febrero de 2016

Poema del día: "El crepúsculo vespertino", de Charles Baudelaire (Francia, 1821-1867)

He aquí la noche bruja, del criminal amiga;
Llega a paso de lobo, como un cómplice; el cielo
Se cierra lentamente tal una inmensa alcoba
Tornando en alimaña al hombre sin sosiego.

Oh noche, noche amable, deseada por aquellos
Cuyos brazos, sin trampa, pueden decir: ¡El día
Ha sido laborioso! —La noche es quien alivia
Las almas consumidas por el dolor sin tregua:
Al obstinado sabio cuya frente se nubla
Y al obrero agotado que a su lecho retorna.

Los malsanos demonios, mientras, en esa atmósfera
Se desperezan torpes, como hombres de negocios,
Golpeando en su vuelo aleros y postigos
A través de las luces que bambolea el viento.
De pronto, en las aceras, se abre el amor venal,
Y alzando sus compuertas tal inmenso hormiguero,
Sin esfuerzo se labra un oculto camino
Igual al enemigo que prepara un asalto;
Retuércese en el seno de la ciudad de fango
Cual larva que robara al hombre su alimento.
Se oyen aquí y allá silbar a las cocinas,
Los gritos del teatro, acordes orquestales,
Los verdosos tapetes donde el juego gobierna
Se pueblan de rameras y estafadores cómplices
Y los cacos, que no saben de días feriados,
También ellos, comienzan su nocturno trabajo
Forzando suavemente las puertas y las cajas
Y viven cierto tiempo y visten a sus bellas.

Recógete, alma mía, en tan grave momento
Y permanece sorda a ese inmenso tumulto.
Es la hora en que todos los enfermos se agravan.
La Noche los aferra por la garganta; acaban
Su destino y se hunden en el común abismo;
El hospital se llena de suspiros. Más de uno
No irá a buscar jamás la suculenta sopa
Junto al fuego, a la noche, cerca del ser querido.

Más aún, la mayoría no ha conocido nunca
El calor del hogar ni han vivido siquiera.

Charles Baudelaire en Las flores del mal (Alianza Editorial, Madrid, 1984, versión de Antonio Martínez Sarrión).

Otros poemas de Charles Baudelaire
CorrespondenciasEl gatoEl hombre y el marElevaciónLas ventanasLos búhosLos farosLos gatosSpleen

jueves, 11 de febrero de 2016

Poema del día: "Nada sé del mar ni sus latidos...", de Gregory Zambrano (Venezuela, 1963)

                                                  Para Eiko Minami

Nada sé del mar ni sus latidos

Nada sé de un mar / nada
sed de un mar

que ha dejado pies y brazos
       anclados
       en su arena

Gregory Zambrano, incluido en Arquitrave (Segunda época, nº 54, enero-abril de 2014, Colombia)

miércoles, 10 de febrero de 2016

Poema del día: "Rimas LXXIII", de Michelangelo Buonarroti (Italia, 1475-1564)

Cargado de años y de pecados lleno
y con tan triste uso enraizado y fuerte,
cerca me veo de una y otra muerte,
y aún nutro el corazón de ese veneno.

Fuerzas me faltan en este cieno
para cambiar de vida, amor, hábito o suerte,
sin tu divina y luminosa escolta,
de todo falaz camino guía y freno.

Caro Señor mío, no basta que anhele
el cielo para que resulte el alma,
como al principio, de la nada hecha.

Antes que del cuerpo la arranques y despojes,
acórtame tan alta y yerta vía,
y mi vuelta será más clara y cierta.

Michelangelo Buonarroti, incluido en Antología esencial de la poesía italiana (Editorial Espasa Calpe, Madrid, 1999, selecc. y trad. de Antonio Colinas).

Otros poemas de Michelangelo Buonarroti
Rimas (XLXXIII)

martes, 9 de febrero de 2016

Poema del día: "Vocabulario", de Alberto Luis Ponzo (Argentina, 1916)

Se aprende a beber
se hacen infinitos ejercicios
se anda en puntas de pie
se salta se introduce el cuerpo
en algunas palabras

Se fijan ciertas normas
se trazan líneas paralelas

se alteran las distancias
se pierde acaso la razón

Se termina en un signo
eventualmente estéril
cuando el idioma verdadero
está en un acto consumado
sin significado conocido

Se llega a la poesía
casi sin vocabulario

Alberto Luis Ponzo, incluido en Poesía argentina desde Lugones hasta nuestros días (Editorial Guadalupe, Buenos Aires, 1984, ed. de Héctor Roque Pitt).

lunes, 8 de febrero de 2016

Poema del día: "Fe", de Alberto Adib (Líbano nacido en México, 1908-?)

Pasó en las alegrías de su preocupación
arrastrando las heridas de un mañana
...y las esperanzas.
Fue lento el caminar, en su día
le ligó el mañana a su ayer
...una liberación.
Respondió el eco
y el eco repitió.
Me alejé yo,
me quedé yo
...y vertiéronse ecos
...una exageración en la existencia
y una fantasía en los placeres.
¡Oh perplejidad de Satanás
en la necia sonrisa!
¡Oh zozobra del mañana!
¡Oh sueño que no llega!
¡Oh espera «estúpida»!
Una ausencia nos coge
y una tierra nos liga.
Despertóse una perplejidad:
una pregunta vive
y otra pregunta muere.

Alberto Adib, incluido en Antología de poesía árabe contemporánea (Editorial Espasa-Calpe, Madrid, 1972, ed. y trad. de Leonor Martínez Martín).

domingo, 7 de febrero de 2016

Líbano

A
Alberto Adib (Líbano, nacido en México, 1908-?)
Fe

Poema del día: "Los amantes circunscriptos", de Carlos Latorre (Argentina, 1916-1980)

Llegó con ese oscilar temible que tienen los camarotes en los largos viajes de ir y venir
No hubiera dejado de volver jamás, jamás borraba con su mano izquierda lo que decían sus
          órganos de ver y palpar
Todas sus noches eran de golpe de timón de así se hace la historia
Su peligrosa costumbre consistía en comenzar de nuevo
Y yo la amé sin saber que cuatro ojos ven más que dos
Quizá fuera por su manera de dormir tal para cual
Llegó
La esperé con un disco de oír decir la quiero por los cuatro costados

Carlos Latorre en El lugar común (1954), incluido en Antología de la poesía surrealista latinoamericana (Editorial Galache, México, 1974, ed. de Stefan Baciu).