jueves, 26 de marzo de 2020

Poema del día: "Balada para niños índigo y otras escenas. Escena 5: Arritmia", de Maurizio Medo (Perú, 1965)

Polvo. Detrás de la cortina, entre los equipajes,
tosió un Niño de diez años:
-Qué tos más desgarradora e incoercible- comentó acto
seguido con voz argentina.

                                                                          A José Kozer

Jódeme y tanto el corazón arritmia fibrilante su coreografía vascular
Cada que oye su ritmo diablo todo glauco ya... atina a escribir
                                     p o e m a    No le creas
No le creas nunca al corazón podría ser un ronrón
                                                               dicho en alcohol por la Guillot
                                                               Una frase yerma (y sin embargo la única
en donde vale hacerle una muesca a la razón) Mas no le creas
                                     p o e m a     no farfulla resistencia u oposición
                                           Delata ausencia

Entonces tenemos cada vez menos opción:

(A)  Hacerle un haendel al lenguaje y concebir un art poétique de la crise
(B)  Arrojarnos en bungy jumping sobre él
o (C)  Obviarlo y derivar zen apacible


Pero en lo común está cada vez más lo inconcebible,
e indigna reducirse de acuerdo a la opción múltiple
por azar o puro automatismo:

¿occidente u oxidante? ¿accidente?,
¿hembra o hambre? ¿padre o pared?

Y mientras,   los niños preguntan cómo produjo
aquel sauce/ manzanas (Kozer, José. 1940- )
¿Si la poesía antípoda de infancia qué bledo este oficio?
¿Desde qué estrella hacia Nunca Jamás?
¿Qué ave ala en Kensingston park?
¿Cómo se escribe Cheshire?

¿Importa?

Si creyera que esto hoy páginas blancas
desaparecería:


El niño que las lee aún me sueña

Maurizio Medo, incluido en Ritmo (nº 20, julio de 2013, UNAM, México).

Otros poemas de Maurizio Medo y artículos sobre su obra
Alicia y el espejoBalada para niños índigo y otras escenas (Escena 1: Tacet), Virgilio
*Artículo de Francisco Cenamor sobre Manicomio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: