domingo, 11 de febrero de 2018

Poema del día: "El jinete extraviado", de Endre Ady (Hungría, 1877-1919)

Se oye el ciego trotar del extraviado
jinete de antes, las encadenadas
almas de los juncales ancestrales
y talados bosques se sobresaltan.

Donde aquí, allá, en isletas de la selva
primitiva quedaron matorrales
súbitamente reviven ahora
los espectros de cuentos invernales.

He aquí el tupido y denso matorral,
he aquí el apagado canto viejo
agazapado entre la niebla sorda
desde nuestros bravos, tristes abuelos.

Afantasmado es nuestro otoño y corto
el número de hombres que lo pueblan:
y en el llano cercado de colinas
anda noviembre con gabán de niebla.

Con bosques y juncales el desnudo
llano de pronto da nuevo vestido
a su ser de noviembre, ser de niebla
envuelto en niebla de pasados siglos.

Todo es sangrar, todo es secreto.
Todo es opresión, todo antepasados,
todo es bosque y juncal, juncal y bosque,
todo es dementes, dementes de antaño.

Viajero de antes, extraviado emprendes
rumbos nuevos de pantanosas sendas,
pero no hay luz, y no hay llama de lámpara,
y ni noticias hay de las aldeas.

Las aldeas duermen enmudecidas,
con el pasado, tiritando, sueñan,
bisonte, lobo y oso fiero saltan
afuera desde el matorral de niebla.

Se oye el ciego trotar del extraviado
jinete de antes, las encadenadas
almas de los juncales ancestrales
y talados bosques se sobresaltan.

Endre Ady, incluido en Cincuenta poemas de quince poetas húngaros del siglo XX (Izana Editores, Madrid, 2012, selec. de András Simor, versión de David Chericián).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: