domingo, 17 de septiembre de 2017

Poema del día: "La violencia del color", de Roberto Cruz Arzabal (México, 1982)

Y tú estabas en medio de todo eso, tocando

y es que algo ocurre allí; quiero que me lo confiese la violencia del color

     Mirar de nuevo los dobleces
     los pliegues o la carne
     que devora otra carne

     el abrazo se dice también en otra lengua

     la partida de ajedrez inacabada en un plano superpuesto
     unos ojos que se evitan
     se deslucen
                           se atragantan
     viene y va una mano sobre otra

El verde era el color de los verdugos, no aquí sino en su leviatán sonoro; en el cruce de las formas, el equilibrio de los sólidos es inevitable. Se dice, también, que en otra forma caben los restos del lenguaje, se dice que una frase es una puerta pero mienten, quizá sea una rendija o un candado, pero una puerta nunca; la apertura le está dada al balbuceo.

     En medio de nosotros, una mesa
     que sostiene nuestro juego
     nuestras manos que se miran
     disimuladamente con las uñas

     las uñas son los ojos de los dedos, su glaucoma

una imagen es imagen de sí misma, su contradicción también, también su marco; una imagen que contiene lo que sabe, que lo niega y que se dice

     eres mi doble o mi doblez
     un pliegue
     mapa de mis manos

     la ruta que confunde la línea con el trazo

el gris es el color del ajedrez, el encuentro provocado por el jaque
el gris es el color de la mirada en los ojos de los perros
¿De qué color miran los dedos cuando ahogan? ¿De qué color el ojo anal, si acaso mira o se dice en el prolapso? ¿De qué color las manos del amante cuando limpias se atreven a tocar lo que se da?

     el verde es el color
     el gris la forma
     la línea es una nota
                                  a carcajadas
     a horcajadas la cabalga entre los dientes
     la lengua que habla del color
     montada a pelo sobre pelo; un dedo es el jinete
     Bilabial, la boca. El beso. El chasquido.
     Bilabial también la vulva
     la lóbrega plegada hacia su centro
     ¿Será verde o gris el color de la enramada?

Una imagen sobre otra, se tocan, se contienen; una imagen que se sabe al centro de otra: la violencia del color; una imagen que corta la mirada, que le impide su juntura; la violencia, del color de las imágenes depende la apertura del bastón, canal que se vierte en el desagüe. Una imagen sobre otra, sobrepuesta. La memoria es una imagen que se corta.

La
violencia
del encabal
ga
miento
la sílaba la bi
labial es la montura
beso de las imá
genes tan claras

impostura de la sombra
es la violencia de un color que se parece
a su sonido
verde bilabial o gris
                                  como quien dice

Roberto Cruz Arzabal en Los castillos impugnables, incluido en Todo pende de una transparencia. Muestra de poesía mexicana reciente (Vallejo & Co., Internet, 2016, selec. de Iván Méndez González).

Otros poemas de Roberto Cruz Arzabal
Tríptico de la simetría

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: