viernes, 4 de diciembre de 2015

Poema del día: "Bellas flores blancas", por Constantino Cavafis (Grecia, 1863-1933)

Vuelve al café       donde solían ir juntos.
Donde hace tres meses       le había dicho su amigo:
«No tenemos dinero.       Somos dos muchachos
pobres — habituados a       los lugares miserables.
No quiero seguir       más contigo,
hay otro que       me busca, y me gusta».

Ese otro además ofrecía       dos trajes y algún
foulard.       — Para recobrar a su amigo
hizo todo lo posible,       y consiguió al fin veinte libras.
Así volvieron a estar juntos.       Gracias a veinte libras;
pero también por       su vieja amistad
y su viejo amor,       su profano amor.
— El «otro» era un embustero,       un verdadero cualquiera;
sólo le había encargado       un traje, y
además,       con mil zalamerías.

Ahora su amigo ya no necesita       de trajes,
ni tampoco       de pañuelos para el cuello,
ni de veinte libras,       ni de veinte monedas.

Lo enterraron el sábado,       a las diez de la mañana.
Lo enterraron el sábado:       hace casi una semana.

Sobre su caja barata       él colocó unas flores,
encantadoras flores blancas       que iban bien
con su belleza y       con sus veintidós años.

Por la tarde cuando vuelve       — después de su trabajo,
hay que ganar el pan —       al café donde
solían ir juntos:       como un cuchillo en su corazón
es ese oscuro local       al que solían ir juntos.
                                                                        (1929)

Constantino Cavafis, incluido en Poesías completas (Ediciones Hiperión, Madrid, 1991, ed. y trad. de José María Álvarez).

Otros poemas de Constantino Cavafis
Bellas flores blancasDaríoDesesperaciónEdipoEl dios abandona a AntonioEsperando a los bárbaros,  NegocioPasa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: