domingo, 13 de diciembre de 2015

Poema del día: "Alicia y el espejo", de Maurizio Medo (Perú, 1965)

Madre díjole: ¡Jamás un preceptor junto a una Liddle!
Así en sueño rojo de rey me desperté.


¿Charles, quién está aquí?


Háblole y en un flash, vuestra es mi voz:
En pleple na tarde dorada
muy lentata mente nos deslizamos;
poporque nuestros remos, torpe pemente
soon mamanejados por pequeños bra bra zos.
Mientras pequeñas manos en vano
pretenden guiar nuestro derrotero.
¿Es que acaso fuisteis vovos quien suplicó:
contadme un cuento
y yo el caro profesor, el balbuciente,
que un estrambo universo elaboró?


¿Qué veis, Raquel?


¿Soy aún la blonda niña que, sin poseer deseo,
sedujo al preceptor?
¿0 sosoy el otro, aquel a quien condenan?


¡Es el espejo!


Ahora está soñando. ¿Con quién sueña? ¿Lo sabes?
—Nadie lo sabe.
—Sueña contigo. Y si dejara de soñar, ¿qué sería de ti?
—No lo sé.
—Desaparecerías. Eres una figura de su sueño.


—¡Cortadle la cabeza!


Yo soy la reina. Debéis tener respeto.
¿No veis acaso como el tiempo
se acelera entre mis patas?


¿Soy la reina o el conejo?


No tete mais du dulce Ali cía.
Soso yo el que existo.


Es Charles, Raquel,
¿lo escuchasteis?


Mil voces me escuecen el cerebro,
¿podéis decirme quién soy yo?

Olvidadlo.

Puede oírnos el doctor, alcanzadme,
por piedad, un rohypnol.

Maurizio Medo en Manicomio (Varasek Ediciones, Madrid, 2014).

Otros poemas de Maurizio Medo y artículos sobre su obra
Alicia y el espejoVirgilio
*Artículo de Francisco Cenamor sobre Manicomio

2 comentarios:

Tomo la palabra: