viernes, 4 de septiembre de 2015

Poema del día: "Atienza", de Antonio Cordero Sanz (España, 1963)


Los poetas en las lomas del cereal. El viento en calma. Calma vértigo de estrellas en el círculo. Lanzan tabas al aire, leen las señales de los lagartos ocultos entre las espigas. De las espigas un clamor, salto y aritmética de las fuentes a las que acercamos las manos. Un agujero en el centro para el fuego. Allí la lluvia, allí el barro y el lodo del que están hechos los mismos poetas. Hombres rodeados de la cosecha de cebada, de la cosecha de barro y lodo que viaja en el viento entre sus ropas y las tabas. Tensado el músculo espera la respuesta del oráculo. Tabas y músculos. Respuestas en la corriente del arroyo, en las manos, en el hueco.

Antonio Cordero Sanz en Bardeo (Amargord Ediciones, Madrid, 2014).

Otros poemas de Antonio Cordero Sanz y artículos sobre su obra 
AtienzaAtlánticoElvis desaparece en la montaña
*Prólogo de Enrique Mercado a Bardeo

4 comentarios:

  1. Muy acertado y bello este poema. Mensaje, aliento, belleza, comunicación, (me gusto lo de oráculo) en la creación poética en estas épocas de sobresaltos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es un poema muy chamánico, de oráculo, sí. En cierto modo una de las "funciones" del poeta.

      Eliminar
    2. Miguel Ángel Alises2 de diciembre de 2015, 10:43

      Fantástico poema. Tiene algo de pulso primigenio y, sí, de oráculo.

      Eliminar
    3. Si Miguel Ángel, eso pensé al seleccionarlo para el blog.

      Eliminar

Tomo la palabra: