domingo, 21 de junio de 2015

Poema del día: "El rodaballo", de Luis Cruz Álvarez (Perú, 1981)

Enrejado,
son mis límites al acecho.
Mis bordes definen el cuerpo,
no se expande lo que no ves,
y el ojo unido al suelo
que hasta la palabra se vuelve estrecha

Alguien sentado en la estepa,
es una prótesis de mi cuerpo:
por él canto, por él pienso,
y su mente la tengo enterrada en el fango.

Algún día, me lanzarán un guijarro,
en su caer desgarrará la noche que conozco,
y al herir mi costado,
la herida será el vacío entre la luz del sol y este diminuto contorno,
y sabré que todo fue en vano.
Esperar y callar es lo que queda.
¿Acaso supurará la penumbra en mis vértebras?

Luis Cruz Álvarez en Osario de criaturas perplejas (2014), incluido en Mirando sobre el heno. Muestra de poesía peruana reciente (Vallejo & Co., Perú, 2014, selec. de Mario Pera).

Otros poemas de Luis Cruz Álvarez
Elsinore (2)

8 comentarios:

  1. Un poeta peruano (soy peruano) que no conocía. Poema muy centrado en el poeta mismo, es como un circulo vicioso. ¿Es lo que se quiere decir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me trasmite una abrumadora sensación de soledad. Difícil saber si habla de si mismo o ha usado la existencia del rodaballo para trasmitir.

      Eliminar
  2. Me intriga el nombre del poema. En el Perú a esa especie de pez se le llama lenguado. Probablemente el poeta le quiere dar una connotación universal al respecto con el nombre rodaballo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez rodaballo le haya parecido más poético. En cualquier caso, creo que la dualidad en el nombre de este pez tiene que ver con si está vivo o muerto: se le llama rodaballo cuando es un pez y lenguado cuando es pescado. Aquí en España, en las pescaderías también se le llama lenguado.

      Eliminar
  3. Hola Gustavo y Francisco, soy el autor del poema Luis Cruz. Gracias por sus comentarios.
    Creo firmemente que cuando el poema es leído por cada uno de ustedes las interpretaciones y el poema mismo le pertenecen, es como una forma de darle vida alas a la obra que uno ha gestado. Saludos desde Lima, Perú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya que te hace ilusión que te leamos, te diré que de esa antología solamente seleccioné dos poemas para el blog, y los dos son tuyos. Enhorabuena, me gusta como escribes. Este poema en concreto es desolador, yo al menos sentí una soledad abisal.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la apuesta en los dos poemas. Reconozco que hay un elemento desolador y una música oscura a la hora de crear todo el poemario, pero ese es el punto de partida, ahora cada uno tiene en sus manos enriquecer el significado. Gracias miles

      Eliminar
    3. Sí, si el poema entra y sale del lector tal cual era, mal vamos, jajajaja. El lector debe darle un nuevo sentido.

      Eliminar

Tomo la palabra: