lunes, 20 de abril de 2015

Poema del día: "El último caso del Inspector Joe Bell", de Luis Rogelio Nogueras (Cuba, 1944-1985)

Por falta de pruebas, no queda otra alternativa que aceptar como legítima la tesis que hace más de treinta años viene sosteniendo con denuedo el crítico inglés Thomas Hogarth: "Murder" fue escrito por un antiguo maestro de Gramática de Conan Doyle llamado Joe Bell, en cuyo rostro afilado, extravagantes gustos y curiosa habilidad para notar ciertos detalles, está inspirado en parte Sherlock Holmes.
     Muy poco se sabe del tal Bell. El propio Hogarth puede ofrecernos escasos datos concretos sobre el enigmático modelo del inmortal Holmes. La carta de triunfo que ha enarbolado el crítico inglés para defender su tesis es una escueta nota, aparecida en la página correspondiente al martes 11 de febrero de 1888 del libro de cuentas, del desaparecido periódico londinense Express, en la que se consigna:

     Fueron pagadas 17 guineas a nom[bre] de Mr. Joe Bell, autor del poema "Murder" que apareció
     en la edición del 8-2 firmado por William Bliot, seud[ónimo]

    Hogarth afirma que el director de Express, Sir Gilbert Cuff, era íntimo amigo de Doyle y que, probablemente, fuera éste quien le remitiera el poemita de su antiguo maestro.
   La traducción (en versos libres) de "Murder" ha sido hecha por Samuel Espada, quien ha preferido titularlo: "El último caso del inspector".

EL ÚLTIMO CASO DEL INSPECTOR

El lugar del crimen
no es aún el lugar del crimen:
es sólo un cuarto en penumbras
donde dos sombras desnudas se besan.

El asesino
no es aún el asesino:
es sólo un hombre cansado
que va llegando a su casa un día antes de lo previsto,
después de un largo viaje.

La víctima
no es aún la víctima:
es sólo una mujer ardiendo
en otros brazos.

El testigo de excepción
no es aún el testigo de excepción:
es sólo un inspector osado
que goza de la mujer del prójimo
sobre el lecho del prójimo.

El arma del crimen
no es aún el arma del crimen:
        es sólo una lámpara de bronce apagada,
        tranquila, inocente
        sobre una mesa de caoba.

Luis Rogelio Nogueras en El último caso del inspector (1983), incluido en Poesía Cubana. Antología esencial (Visor Libros, Madrid, 2011, ed. de Víctor Rodríguez Núñez).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: