martes, 21 de abril de 2015

Poema del día: "Dios", de Edith Södergran (Finlandia, 1892-1923)

Dios es un lecho, en él descansamos extendidos en el universo puros como ángeles, respondiendo
          con  ojos de un azul de santo al saludo de las estrellas;
dios es una almohada en la que apoyamos la cabeza, Dios es un soporte para nuestro pie;
dios es una reserva de fuerza y una oscuridad virginal;
dios es el alma inmaculada de lo inadvertido y el cuerpo ya corrupto de lo inimaginado;
dios es el agua estancada de la eternidad;
dios es la fecunda simiente de la nada y el puñado de ceniza de los mundos quemados;
dios es las miríadas de insectos y el éxtasis de las rosas;
dios es un columpio vacío entre la nada y el universo;
dios es una cárcel para las almas libres;
dios es un arpa para la mano de la más violenta cólera;
¡dios es lo que el anhelo puede hacer bajar a la tierra!

Edith Södergran en Dikter (1916), incluido en Poesía nórdica (Ediciones de la Torre, Madrid, 1999, ed. y trad. de Francisco J. Uriz).

Otros poemas de Edith Södergran
DiosVierge moderne

2 comentarios:

  1. ¡Que fuerte! Para los creyentes o mejor para los que quieren creer. Muy bellas las diferentes y contrastantes imágenes. El agua estancada y el columpio, por ejemplo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una visión bastante progresista de Dios. Tiene más que ver con la mística que con la religión.

      Eliminar

Tomo la palabra: