lunes, 23 de febrero de 2015

Poema del día: "Las ventanas", de Guillaume Apollinaire (Francia, 1880-1918)

Del rojo al verde todo el amarillo muere
Cuando cantan los guacamayos en los bosques natales
Colmados de pihís
Hay un poema por hacer sobre el pájaro que sólo tiene un ala
Lo enviaremos como mensaje telefónico
Traumatismo gigante
Hace zozobrar los ojos
He aquí una linda muchacha entre las jóvenes turinesas
El pobre muchacho se limpiaba la nariz con su corbata blanca
Levantarás la cortina
Y ahora he aquí que se abre la ventana
Arañas cuando las manos tejían la luz
Belleza palidez insondables violetas
Trataremos en vano de encontrar reposo
Comenzaremos a medianoche
Cuando se tiene tiempo se tiene libertad
Caracoles Lampreas múltiples Soles y el Erizo del poniente
Un viejo par de medias amarillas frente a la ventana
Torres
Las Torres son las calles
Pozos
Pozos son las plazas
Pozos
Árboles huecos que amparan a las mulatas vagabundas
Los Carneros cantan aires hasta morir
A las Ovejas marrones
Y la oca uá uá trompeta hacia el norte
Donde los cazadores de ratones
Roen en las peleterías
Diamante restallante
Vancouver
Donde el tren blanco de nieve y de fuegos nocturnos huye del invierno

Oh París
Del rojo al verde todo el amarillo muere
París Vancouver Hyéres Maintenon Nueva York y las Antillas

La ventana se abre como una naranja
El bello fruto de la luz

Guillaume Apollinaire en Calligrammes (1918), incluido en Poetas franceses contemporáneos  (Ediciones Librerias Fausto, Bueno Aires, 1974, selec. y versiones de Raúl Gustavo Aguirre).

Otros poemas de Guillaume Apollinaire
La linda pelirrojaLas ventanasPoema leído en la boda de André Salmón

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: