viernes, 8 de agosto de 2014

Poema del día: "Rondel", de Manuel González Prada (Perú, 1844-1918)

La música del alma ¡cómo suena!
En mar y bosque su murmullo vago!
¡Cómo suspende, arroba y enajena!
¡Con qué divino, irresistible halago

Aduerme los clamores de la pena!
Desierto de aridez, región inerte.
Sin río ni ave, sin aduar ni palma,
Resuena en el silencio de tu muerte
                              La música del alma.

Dejadme, si a deshoras, sin testigo,
El mudo vuelo de los astros sigo;
Que en la nocturna sombra y en la calma,
Entre el dormido resbalar del viento
Yo escucho descender del firmamento
                              La música del alma.

Manuel González Prada en Minúsculas (1901), incluido en Antología de la poesía peruana (Ediciones Nuevo Mundo, Lima 1965, selec. de Alberto Escolar).

Otros poemas de Manuel González Prada
La incertidumbre de Kouang-Tseo

2 comentarios:

  1. "La música del alma" una frase con tanto significado hace que las palabras se vuelvan verso y los versos se sitúen formando el poema.

    Me encanta!

    Un saludoj
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, que enajenación tan consciente, que deseo de traspasar la realidad. Un abrazo.

      Eliminar

Tomo la palabra: