miércoles, 14 de mayo de 2014

Poema del día: "Oh, las chimeneas...", de Nelly Sachs (Alemania, 1891-1970)

Y cuando esta piel mía sea sólo un despojo
contemplaré a Dios sin mi carne
Job

Oh, las chimeneas
sobre las moradas, tan sabiamente urdidas, de la muerte,
cuando el cuerpo de Israel se elevó, hecho humo,
por los aires,
y lo acogió, como a deshollinador, una estrella
que ennegreció de pronto,
¿o fue tal vez un rayo de sol?

¡Oh, las chimeneas!
Vías de libertad para el polvo de Job y Jeremías.
¿Quién os discurrió y os construyó, ladrillo a ladrillo,
para que os franqueasen los fugitivos de humo?

Oh, las moradas de la muerte,
tan bien aderezadas
para el anfitrión, que era sólo huésped.
Oh, dedos
que colocasteis el limen de la entrada
como filo entre la vida y la muerte.

Oh, chimeneas,
oh, dedos,
y el cuerpo de Israel en el humo que asciende.

Nelly Sachs, incluido en 21 poetas alemanes (Visor Libros, Madrid, 1980, selecc. y trad. de Felipe Boso).

Otros poemas de Nelly Sachs
Cuantos mares se anegan en la arena...En el cuchitril...Oh, las chimeneas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: