lunes, 29 de julio de 2013

Poema del día: "María Magdalena a Jesús de Nazaret", de Urbain van de Voorde (Bélgica, 1893-1966)

No son ardores, sólo son rayos;
no son deseos, sólo son paz:
mis sentimientos son tan extraños
que lengua alguna los puede hablar.

Y es que tu rostro no es más que luz
y tu figura un sueño sutil;
desde que a mi alma la alumbras Tú,
todo ha cobrado un nuevo matiz.

Cuan diferente que en mi otra vida
es esto que ahora, dulce, despierta
cuando, oh asombro, no me castiga
tu ley severa y alta: perfecta.

Nadie así ha hablado. Y pues soy bella
y soy mujer, siento que me amas...
Mas, ¿qué potencia, qué rey regenta
el reino que ahora se abre a mi alma?

Urbain van de Voorde, incluido en Antología de la poesía neerlandesa moderna (Ediciones Saturno, Barcelona, 1971, selecc. y trad. de Francisco Carrasquer).

2 comentarios:

  1. No me gusta que en las traducciones se quiera mantener la rima. Supongo que el poema en holandés es rimado y por eso el traductor busca que en español también rime. Pero sin duda fuerza la traducción, la traiciona..., pues es obvio que lo que rima en un idioma no rima en otro.

    Para mí la rima es algo del pasado, un atavismo obsoleto, anticuado y anacrónico que no tiene sentido ni cabida en la poesía moderna.

    En cuanto al fondo, el tratamiento no me parece muy brillante, la verdad. Creo que lo más relevante de la historia a que alude es que una prostituta vende lo poco que tiene (lo que ha ido ganando a base de vender su cuerpo, de dejarse tocar por hombres hacia los que no siente nada -sólo repulsión-).

    Y esa mujer, al vender sus pocos bienes (con los que compra un aceite carísimo y unge con él a Jesús: un hombre puro, el único hombre puro del mundo), ... esa mujer se siente (ella misma) redimida y purificada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde 1971 ha cambiado mucho la traducción, desde luego. María de Magdala es un símbolo evidente en la tradición poética de los países de influencia cristiana (y no solo). Es interesante ver como un poeta hombre hace aparecer a María con voz propia.
      Un saludo.

      Eliminar

Tomo la palabra: