lunes, 30 de abril de 2012

Poema del día: "Los hijos 1", de Miguel Otero Silva (Venezuela, 1908-1985)

Clarín recluso en el follaje, la luz del mediodía.

El amor azogaba su latido de pez en mis estuarios,
las piraguas izaban fulgores de banderas
y el bosque era un embate de verdor y de gritos.

Yo venía bajando por la vida y sus riscos,
siempre río que va a dar a la mar.

De pronto despuntaron a mi orilla dos tallos,
cogollos exprimidos de mis linfas revueltas,
cántaros amasados en mi volante légamo.

El que nació entre rocas se despojó de grumos,
adquirió leña de árbol, estatura de árbol.
Un sol de cal y yeso le fraguó la corteza
pero lianas de apego, chaparros de ternura
le doblegan las frondas hacia el rumor del agua.

El otro fue rosal. Digo rosal y digo
carmín, aroma, ámbar, aljófar y espinas.
Digo también paloma de encarcelado vuelo,
surtidor malherido por espumas indóciles,
digo mujer y digo
que mis metales rielan al reflejar su frente.

Yo venía bajando por la vida y sus riscos,
siempre río que va a dar a la mar,
y de pronto crecieron a mi orilla dos tallos,
alto verdor el uno, rosal no más el otro.
Sus savias van conmigo, sus nidos van conmigo
y a través de sus hojas miro el azul del aire.

Miguel Otero Silva, incluido en Antología de la poesía hispanoamericana contemporánea 1914-1970 (Alianza Editorial, Madrid, 1971, selec. de José Olivio Jiménez).

Otros poemas de Miguel Otero Silva
Enterrar y callarHallazgo de la piedraSiembra, La poesía (III), Los hijos (123), Tres variaciones alrededor de la muerte,

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sin duda. Ya iré colgando los otros dos poemas que componen la serie. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy interesante este poema,sin duda,las referencias poéticas de senderos,montañas que se suben y bajan,caminos hacia un nuevo día que llegará,temas recurrentes en la poesía que se usan para describir los deseos,anhelos,frustraciones,motivaciones... aquí el poeta y el río, primero nos habla del amor y sus reflejos,luego se presenta él en primera persona "yo venía bajando por la vida y sus riscos,siempre río que va a dar a la mar.",la vida y el azar que navegan buscando salida,y la salida siempre a la mar,quizás la muerte...

    Desde luego que son encuentros maravillosos los de la poesía,yo animo a quien le guste a que escriba,no solo poesía,y si luego sigue la constancia en el trabajo se descubre un mundo nuevo,nuevos registros,nuevos enfoques,nuevas sensaciones.
    Y también animo a todas las lectoras y lectores a detenerse en la lectura para su comprensión y análisis.La poesía requiere un estudio si cabe más profundo,es pura sicología,lees un poema en el que ya te detuviste anteriormente y descubres en una metáfora o en una hipérbole un componente nuevo de lo que quiere decirnos la autora o el autor,es como el descubrimiento de un enigma que da lugar a otro enigma,y te sumerges en la intimidad de la autora o el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo contigo Xurxo. Aunque yo prefiero animar a leer poesía en vez de a escribirla, hay más gente que escribe que gente que lee poesía actualmente. Es absurdo: como no se lee poesía, se escribe la poesía que se escribe, claro.

      Eliminar

Tomo la palabra: