miércoles, 30 de noviembre de 2011

Poema del día: "La tempestad III. Viaje a la tempestad", de José Paulo Moreira da Fonseca (Brasil, 1922-2004)

Una noche cualquiera, bien me acuerdo,
Un momento como los demás -el mundo se transfiguró
Y me surgió como un nimbo de tinieblas en torno al vacío.
Sentí con las ropas deshechas
El oprobio del leproso que en sí descubre la dolencia.

          Sobre el abismo innumerable,
Sobre el clamor del silencio
Naufragué, buscando en vano el manso dorso de una ola,
En vano palpando el filo de una peña
Que hiriendo me prendiese el cuerpo. Grité
Sin oír la voz, y cerca
Crecía la sombra de muchos gritos enmudecidos.

¡Eurídice! ¡Eurídice muerta!
Todavía la veo en mí deseando amparo.
¿Dónde la imagen que modelaba el sol?
¿Dónde la melena acariciando el viento?
La figura amada, joven, me abandonó.
Como Eurídice yo estaba solo, y todo lo que acontecía
Era mi soledad, era yo asistiendo a mi soledad
Sin las afables cortinas del sueño.

                 Los espejos atraen al rayo
Cubran a todos con un paño o con una colcha.
Aquel momento como los demás,
Diego Velázquez retrata al Niño de Vallecas.
A lo lejos, la tiniebla del Guadarrama, y los ojos del enano
Nada parecen ver, sus labios son como los de alguien que muriese.
Tal vez más tarde se hayan reído.
¿Qué importa la risa? ¿Qué es la risa? ¿Qué nos importa?

                  El loco se ríe de la soledad
Ignorando su locura, ignorando
Que se encuentra solo. Si comiereis de este fruto
Seréis como dioses. La encristalada cúpula de la locura,
Aquel cenizar tan cruel, un brillo que ciega, los locos
Yo los veo danzar sobre el hielo, los pies sangrando,
Algunos ruedan en postura indigna,
Las camisas sucias de excremento. ¡Somos reyes!
¡Somos dioses! Inclínate y bésanos la mano.
La risa fenece en los corredores de nieve.
Es la luna, es la luna -me confesó uno de ellos- que nos ilumina
Por valles desconocidos. Es la luna, mi hermana luna.

                     No atribuyas tu sobresalto
A la hoja de zinc desenfrenadamente arrastrada por las calles.
                     Los espejos atraen al rayo
Cubran a todos con un paño o con una colcha.

José Paulo Moreira da Fonseca, incluido en  Antología de la poesía brasileña. Desde el Romanticismo a la generación del cuarenta y cinco (Editorial Seix Barral, Barcelona, 1973, trad. de Ángel Crespo).


Otros poemas de José Paulo Moreira da Fonseca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: