jueves, 17 de marzo de 2011

Poema del día: "Cambios", de Benjamín Prado (España, 1961)

Estábamos en Londres.
                                    Tú dijiste:
-La lluvia sobre un río se parece a James Joyce.
De eso hace muchos años.
Y otra vez,
mientras íbamos
andando muy despacio por la Red de San Luis
yo pensé: -No lo olvides,
las palabras no pueden volverse atrás.
                                                              Me acuerdo
de lo que todo aquello significaba entonces,
de las cosas
que alguna vez he hecho y de las que nunca dije.
Por eso, esta mañana, cuando escribo:
Un hombre corre,
                            avanza,
                                        y cada metro,
cada paso que da modifica el pasado...,
ya sé que no es verdad;
                                     sé que nada se mueve,
que los hombres que he sido se acumulan
unos sobre otros,
                            siguen
                                      donde siempre han estado,
igual que el agua es invisible dentro del agua
pero está ahí.
                      De pronto
quiero hablar de eso. Ordeno lentamente
mis ideas,
               descarto
un adjetivo en el que estuvo Rilke;
un verso que decía
todo lo que arde es del color del fuego;
la palabra ocupada por la palabra rosa...
Y al fin lo encuentro.
                                Al fin llego al lugar
desde donde se escribe:
las afueras,
el extranjero de nosotros mismos.
Al fin,
todo está claro:
El viento cambia
la forma del jardín
cada mañana.

Benjamín Prado en Todos nosotros (Ediciones Hiperión, Madrid, 1998).

Otros poemas de Benjamín Prado
CambiosParejas

2 comentarios:

  1. "Las palabras no pueden volverse atrás"...

    Todo cambia, la transformación no pide permiso, simplemente el paso del tiempo es inclemente y cada palabra, acción o decisión, genera, produce en nosotros, nos premia o nos devasta...

    Y no detiene su marcha, lo único que prevalece es el cambio...

    un beso

    ResponderEliminar
  2. Lo único permanete es el cambio, que decía el grupo de rock Lagartija Nicc. La verdad es que este poema es un poco flojito, pero hace muchos años lo leí y me atrajo, y por respetar mi criterio histórico de lecturas lo saco aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: