viernes, 28 de mayo de 2010

Poema del día: "Vegetal y solo", de Eugénio de Andrade (Portugal, 1923-2005)

Es otoño, despréndete de mí.

Suéltame los cabellos, potros indomables
sin ninguna melancolía,
sin citas concertadas,
sin cartas que responder.

Déjame el brazo derecho,
el más ardiente de mis brazos,
el más azul,
el más hecho para volar.

Devuélveme el rostro de un verano,
febril de tantos labios,
sin ningún rumor de lágrimas
en los párpados encendidos.

Déjame solo, vegetal y solo,
corriendo como un río de hojas
hacia la noche en que la más bella aventura
se escribe exactamente sin ninguna letra.

Eugénio de Andrade en Las palabras prohibidas, incluido en Antología poética 1940-1980 (Plaza & Janés Editores, Barcelona, 1981, versión de Ángel Crespo).

Otros poemas de Eugénio de Andrade
A ras de tierraAcordesAdiósCorazón habitadoEl pequeño seísmoEn la boca del cántaroLas niñasLos amantes sin dineroLos nombresLumbre de inviernoMar, mar y marMemoria de los díasNoche de veranoOcupaciones veraniegasSin verlas, transcurrimos por las cosas...Sobre el caminoUmbral de los pájaros (XXII), Un río te esperaVegetal y soloWalt Whitman y los pájaros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: