sábado, 20 de agosto de 2022

Poema del día: "Si me tiendo y no me muevo...", de Irving Layton (Canadá, 1912-2006)

Si me tiendo y no me muevo
la luz de las hojas
me goteará sobre manos y rodillas

El fuego me envolverá
mas no arderé

Oiré el silencio limpiamente
mientras la corriente se adentra en mis venas
y vuelve a salir

Pequeños animales silvestres ya no me temerán,
sino que traerán a sus crías
para que cosquilleen mis talones,
acaricien con sus hocicos mis axilas

Conoceré el amor sin inquietud
—sin pasión

Durante mil años
estaré tendido así
con la cabeza hacia el sol

Hasta que conocimiento y poder
se hayan hecho uno;
entonces escribiré un solo verso,
lograré una hazaña sin tacha

Luego me tenderé nuevamente
para volverme como esta plana
piedra que hay bajo mi mano,
y dejaré que mi cara
se cubra de hierba

Presta para ser arrancada de raíz
por ¿qué furioso ermitaño,
su pecho roto en pedazos como el mío ahora?

Irving Layton, incluido en Antología de la poesía anglocanadiense contemporánea  (Los libros de la frontera, Barcelona, 1985, selec. y trad. de Bernd Dietz).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: