domingo, 9 de mayo de 2021

Poema del día: "Alabanza", de Salvatore Quasimodo (Italia, 1901-1968)

                                                   29 de abril de 1945
HIJO
—¿Y por qué, madre, le escupes a un cadáver
cabeza abajo colgado, atado por los pies
a un madero? ¿Es que no sientes asco de los otros
que cuelgan a su lado? ¡Ah, esa mujer,
sus medias de macabro can-can,
su garganta y su boca de flores pisoteadas!
No, madre, detente: grítale a la multitud
que se vaya. No es queja, sino burla,
alegría: ¡ya se agarran los tábanos
a los nudos de las venas! Has disparado
sobre ese rostro, ahora: madre, madre, madre!

MADRE
—Siempre hemos escupido sobre los cadáveres,
hijo: colgados de las rejas de las ventanas,
del mástil de las naves, incinerados
por la Cruz, desgarrados por los mastines
por un poco de hierba en los linderos de los feudos.
Y ya sea por soledad o tumulto,
ojo por ojo, diente por diente,
después de dos mil años de eucaristía,
nuestro corazón ha deseado sajar
el otro corazón que el tuyo había sajado,
hijo. Te han arrancado los ojos, te han roto
las manos para que traicionaras un nombre.
¡Muéstrame los ojos, dame ahora tus manos:
estás muerto, hijo! ¡Porque tú estás muerto
puedes perdonar: hijo, hijo, hijo!

HIJO
—Este repugnante bochorno, este humo
de escombros, las gruesas moscas verdes
colgadas en racimos de los ganchos: la ira y la sangre
justamente chorrean. No por ti
ni por mí, madre: aún ojos y manos
me taladrarán mañana. Desde hace siglos
la piedad es el aullido del asesinado.

Salvatore Quasimodo, incluido en Antología esencial de la poesía italiana (Editorial Espasa Calpe, Madrid, 1999, selec. de Luis Martínez de Merlo, trad. de Antonio Colinas).

Otros poemas de Salvatore Quasimodo y artículos sobre su obra
Pincha para ver la lista de poemas incluidos en el blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: