miércoles, 13 de marzo de 2019

Poema del día: "El viento llamó con golpecitos...", de Emily Dickinson (Estados Unidos, 1830-1886)

El viento llamó con golpecitos,
como un hombre cansado.
Y, como una anfitriona, yo
contesté resuelta «Entra».
Entró entonces en mi habitación.
Un veloz convidado, sin pies,
a quien ofrecer una silla
era tan imposible
como ofrecer un sofá al aire.
No tenía huesos que lo sostuvieran.
Su hablar era como la arremetida
de numerosos colibríes a la vez,
desde un fabuloso arbolillo.
Su apariencia, la de una ola.
Sus dedos, al pasar,
producían una música, como melodías
que salían trémulas de un cristal.
Hizo la visita, también revoloteando;
luego, como un hombre tímido,
dio de nuevo unos golpecitos, de forma presurosa;
y yo me quedé sola.

Emily Dickinson, incluido en El viento comenzó a mecer la hierba (Titivillus, Internet, 2016, trad. de Enrique Goicolea).

Otros poemas de Emily Dickinson
El agua se aprende por la sed...Nadie conoce esta pequeña rosa...No puedo estar sola...Salió una mariposa de su capullo...

4 comentarios:

  1. Muy bonito este poema. Una poeta a tener en cuenta siempre.

    Gracias por compartir y un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Un bello poema.
    Bellas imágenes dibujó la pluma de la poeta.

    Geniales.

    Un gusto, Fran.
    Que tengas buen día ✏

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: