miércoles, 30 de agosto de 2017

Poema del día: "Canción", de Cesare Pavese (Italia, 1908-1950)

Las nubes están unidas a la tierra y al viento.
Mientras haya nubes sobre Turín
será bella la vida. Levantan la cabeza
y su gran juego crece allá bajo el sol.

Masas blancas, durísimas y el viento que circula
definitivamente azul, las deshace
y las hace grandes velas impregnadas de luz.

Sobre los techos, millares de nubes blancas
lo cubren todo, la multitud, las piedras, el estruendo.
Muchas veces levantándome he visto las nubes
transparentes en el agua lívida de un pozo.

También los árboles unen el cielo a la tierra.
Las ciudades exterminadas son bosques
donde el cielo aparece alto, alto, entre las calles.
Como los árboles viven junto al torrente del Po,
así viven los grupos de casas junto al sol.

También los árboles sufren y mueren bajo las nubes,
el hombre se desangra y muere, pero canta su alegría
entre la tierra y el cielo, la gran maravilla
de las ciudades y de los bosques. Mañana tendré tiempo
de encerrarme y de apretar los dientes. Ahora toda la vida
son las nubes y las plantas y las calles, perdidas en el cielo.

Cesare Pavese, incluido en Poesía italiana moderna (UNAM, México, 2007, selec. y trad. de Hugo Gutiérrez Vega).

4 comentarios:

  1. No hay tierra sin cielo ni calles sin nubes, ni polvo sin bosques con alumbrado eléctrico, ni ciudades estrechas en caminos sedientos de hormigas en las vírgenes madrigueras, en el tiempo delos unicornios que vuelan, haciendo turismo por los montes de rascacielos. dormimos en sueños de ciudades, lejos del tiempo de los orígenes. lejos del pragmatismo se inflan nubes con conciencia.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: