viernes, 12 de agosto de 2016

Poema del día: "Nota a Dedicatoria", de Gunnar Ekelöf (Suecia, 1907-1968)

En atención a las exigencias estéticas
(que también son las de la funcionalidad)
los arquitectos han hecho las nubes cuadradas.
Sobre los bosques desolados se extienden pues los suburbios.
Por encima de las colinas, se alinean las altas nubes cúbicas
reflejándose profundamente en el confiado lago forestal,
inmensas filas de ventanas vacías
subrayadas por el bello neón rojo de la puesta de sol.
Allí juegan, en montones de cúmulos piadosamente respetados, higiénicos niños
(jamás rozados por manos humanas)
mientras revolotean en torno a ellos con sombrillas rotatorias
niñeras municipales severamente remuneradas.
Cada día se hace noche y asexuados trabajadores vitaminados
llegan en rebaños a sus casas, por quintas, según convenios colectivos
a su vida privada, a Svea, la reina de las hormonas,
vigilada rigurosamente por porteros que inspiran confianza.

Y se hace noche y silencio. Únicamente el helicóptero de la basura
susurra despacito de puerta en puerta
conducido por un futuro marginado, un anarquista y poeta
condenado de por vida a retirar toda la pornografía de la fantasía.
A distancia parece un gigantesco esfíngido
zumbando ante el racimo matinal de madreselva rosácea
por encima, oh, muy por encima de los salutíferos bosques de los deportistas
donde no vagabundeará ya nunca más vagabundo alguno.

Gunnar Ekelöf en Non serviam (1945), incluido en Poesía nórdica (Ediciones de la Torre, Madrid, 1999, ed. y trad. de Francisco J. Uriz).

Otros poemas de Gunnar Ekelöf
Poética

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: