jueves, 8 de enero de 2015

Poema del día: "Spleen", de Paul Verlaine (Francia, 1844-1896)

Muy rojas eran aquellas rosas,
Y la hiedra era muy oscura.

Querida, si tu pensar cambia,
Mi desesperación reverdece.

Excesivamente azul y suave era aquel cielo,
Aquel mar verdísimo y aquella ternura del aire.

Siempre temo —¡ay, la espera!—
Que de mí cruelmente huyas.

El acebo de hojas lucientes,
Y el boj brillante me cansan,

Y también el infinito campo,
¡Todo me hastía, menos tú!

Paul Verlaine en Romanzas sin palabras (1874), incluido en Poesía (Visor Libros, Madrid, 1984, ed. y trad. de Jacinto Luis Guereña).

Otros poemas de Paul Verlaine
AlegoríaArte poéticaCalidoscopioCansancioCircunspecciónColoquio sentimentalMi sueño familiar,  Sensatez  (XIX),  Spleen

2 comentarios:

  1. Siempre se agradece ver a Verlaine por aquí, en este caso con uno de esos poemas que imagino musicados por Fauré. Por cierto, se te ha deslizado una errata: "hayas" por "huyas".
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está en el libro, son las típicas erratas a las que nos tiene acostumbrado Visor. Muchas gracias.

      Eliminar

Tomo la palabra: