martes, 12 de agosto de 2014

Poema del día: "Noria de penas", de Yunus Emre (Turquía, 1240-1321)

Bella noria, ¿por qué gimes?
Penas tengo, voy gimiendo.
Me enamoré del Señor
Y por eso voy gimiendo.

Me llamo noria de penas,
Mis aguas corren y corren,
Así lo manda el Señor.
Penas tengo, voy gimiendo.

Soy un árbol en el bosque,
No soy ni dulce ni amargo,
Sólo un siervo del Señor.
Penas tengo, voy gimiendo.

En un monte me encontraron,
De una sima me sacaron,
Sólo sirvo para noria.
Penas tengo, voy gimiendo.

En las cumbres me buscaron,
En los abismos me ahogaron.
Soy un poeta incansable,
Penas tengo, voy gimiendo.

Carpinteros me tallaron
Y mis miembros ensamblaron.
Dios me otorgó este suspiro.
Penas tengo, voy gimiendo.

De lo hondo saco mis aguas,
A lo alto voy, y las vierto.
Mirad, hermanos, mi carga.
Penas tengo, voy gimiendo.

¡Yunus! No es cosa de risa.
Su meta el hombre no alcanza,
Nadie queda en este mundo.
Penas tengo, voy gimiendo.

Yunus Emre, incluido en Antología poética (Publicaciones del Instituto de Estudios Orientales y Africanos, Madrid, 1974, edic. y trad. de Süleyman Salom).

Otros poemas de Yunus Emre
Amigo del amigoContrasentidoNoria de penasSuposición

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: