viernes, 15 de agosto de 2014

Poema del día: "Naïf (Mamá se asustó)", de José Kozer, (Cuba, 1940)

Mamá se asustó en las reposterías al ver surgir la
          forma de un pan de
          gloria.

Pasas minúsculas de Corinto, la doblegaron: temía
          las uvas recién secadas
          al sol subírsele raudas
          por la costura del
          vestido hormigas
          abalanzarse por el
          camino de su falda
          acuchillada.

Sopesaban su matrimonio unas avellanas.

El temible (intocable) Isaías (rojo) al rojo vivo de
          las parábolas sentaría a
          mamá al banquete al pie
          del Sinaí (ladera, norte)
          ponerla a espolvorear
          azúcares del sobresalto
          entre panes ácimos.

Hileras de confiteras la habrán ya asediado dispuestas
          a espantarla.

Viejas tinajas cuajadas de colmenas harán manar
          calostro (mieles)
          espesura de sus
          pezones.

Y para reprenderla (las seis) llega mi padre oreado
          de trabajo a grito pelado
          de un tajo pedirá su pan
          negro con mermelada
          de arándano, mastica
          (cuenta, rublos).

Alacenas del matahambre el tentempié (portazos)
          convocando a la
          servidumbre.

Kugl: entraron las hijas de los notables a probar
          (devorar) rijosas hormigas
          blancas las horas contadas
          por el reloj de mamá
          (delantal) (cofia,
          almidonada) en la cocina.

Ya consumieron (comentando) el vino espeso
          de cerezas.

Este es el Reino del pitisú los alfajores cuatro
          muestras de ébano los
          capitolios sobre la mesa
          (risas): confunden el
          nombre de los pasteles,
          en las bandejas.

Se cruzan, las manos: huesos de muerto yemas
          de Santa Teresa (tropiezan)
          la harina el azúcar las
          calaveras un napoleón
          a cambio de una señorita.

El cabello de ángel quedó pelón sobre la mesa al
          milhojas pusieron
          por nombre mojón
          de buey.

A la noche mi padre descubre entre las faldas
          colgadas a orear de
          mamá otra harina de
          mil amores otras hojas
          otros rellenos (nada,
          mustio): (todo,
          reverberando en
          los pechos de su
          mujer) al alba
         sobre la mesa del
         desayuno un pastel,
         de amapola.

José Kozer en naïf (El sastre de Apollinaire, Madrid, 2013).

Otro poemas de José Kozer y artículos sobre su obra
KendoLinde de tinieblas, Naïf (Del brazo de ZukofskyMamá se asustóSuave, la sombra)
*Artículo de Francisco Cenamor sobre naïf

2 comentarios:

  1. No conocía a este poeta cubano ni menos aún este poema tan original, buscaré más obras suyas, gracias por dármelo a conocer, Francisco, y también por compartir en mi nueva comunidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. De nada, es un poeta magnífico, para mi gusto. Con mucha experiencia, además. Tiene bastante obra publicada en España. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: