jueves, 31 de julio de 2014

Poema del día: "El pobre", de Ivan Savic Nikitin (Rusia, 1824-1861)

Mañana y noche, todo el día,
muchedumbres de ancianos,
de huérfanos y viudas,
de puerta en puerta van pidiendo
por el amor de Dios una limosna.

Cargados con la alforja
de la necesidad
la desgana se toman por tarea.
¡Dura, amarga es tu suerte,
multitud harapienta, sin asilo!

Pero nadie te niega la limosna,
y no mueres exangüe en el invierno.
¡Cómo mueven, Señor, a compasión
los hombres que creaste,
qué miserables van de puerta en puerta!

Más mísero es el pobre campesino:
él no pide a la puerta,
pero toda la vida, desde el pan a la ropa,
trabaja noche y día.

Duerme en mísera choza, en sucia paja,
héroe de infortunio irremediable,
más fuerte que la roca en la fatiga
y más que el cobre en la pobreza extrema.

Hasta la muerte siembra trigo,
hasta la muerte siega; pero vende pobreza.
Sobre él vierten sus lágrimas las nubes
y la tormenta canta su tristeza.

Ivan Savic Nikitin, incluido en Poetas rusos del siglo XIX (Ediciones Rialp, Madrid, 1967, selec. y trad. de María Francisca de Castro Gil).

2 comentarios:

  1. Qué poema tan universal, cabe en cualquier país, en cualquier tristeza, en cualquier invierno.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: