miércoles, 8 de enero de 2014

Poema del día: "Si tuviese dinero en abundancia, mi amada no sería tan áspera", de Cecco Angiolieri (Italia, 1260-1312)

En odio toda carne se ha tornado,
y una boca tan sólo a mí me gusta;
y de ella tanto crece mi deseo
que, ¡Dios me libre!, de no haberla sufro.

Ella me dice que aún posee dueño,
que si estoy loco, y de ello yo me guardo,
que si un marco de oro yo le diese
nada podría conseguir de ella.

Y yo como hombre al que el problema toca,
y que sabe qué dicen sus palabras
si a otras doy noticias de su boca.

Dios sabe cómo duele el corazón
de aquel que no le sobran los florines,
para decir y hacer lo que ella ansía.

Cecco Angiolieri, incluido en Antología esencial de la poesía italiana (Editorial Espasa Calpe, Madrid, 1999, selecc. de Antonio Colinas, varios trad.).

Otros poemas de Cecco Angiolieri
Si fuese fuego quemaría el mundo...

3 comentarios:

  1. me gustaría oirla en italiano
    es un idioma que recalca (no me sale el término adecuado) los aspectos
    de mayor sensibilidad (amor, rabia, etc)
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente, no hay nada como la poesía en su idioma original. Un saludo.

      Eliminar
  2. Se tornó el odio al insensible? ?
    Al materia regala como arena??
    Esa que para impresa en algodón. ..
    Como la mala yerba..
    El menguante sabrá!
    El destino premiara!
    Sin envueltos y lujos perfectos....

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: