lunes, 13 de enero de 2014

Poema del día: "Falta de pruebas", de John Burnside (Gran Bretaña, 1955)

I

El bosque en el lento desvanecimiento de la tarde.
En las cuatrocientas yardas que hay
desde el autobús hasta su propia reja,
ella desapareció,

sumergida entre las bayas de nieve, la nevisca,
el canto de los tordos;
sumergida en la mesurada voz
de un extraño.

Encontraron un suéter, unos zapatos;
un plumón, una caja de clips.
¿Nadie la vio desaparecer entre la hierba,
dejando detrás esta mancha, como un mizcalo?

El cuerpo que sacaron del arroyo
no coincidía con ninguna descripción:
Katrina: doce años; cabello castaño; ojos azules.
De hablar suave. Bonita. Siempre sonriente.


II

Somos almas puras, enterradas en carne,
trazas de éter, colgadas de una urdimbre
de sangre y pelo,
inmersas en músculo, prendidas a la gravedad.

Nuestra vida es penitencia. La muerte es nuestra liberación:
ascendiendo por una bruma de estática,
tenue como el eco amortiguado de la Creación.

La vi caminando hacia su casa, ese día de otoño,
inocente aún, iluminada aún por el designio de Dios.
Se veía tan hermosa, que la liberé:
la obra de un momento, arrancar la piel
y dejar que el espíritu revoloteara entre mis manos.

Dije una oración y la dejé en el torrente.
Ella tocó mi rostro. Nuestros corazones se unieron en silencio.


III

Su cuarto sigue como estaba
el día que se fue:
cambio las sábanas, cierro las persianas por la noche,
paso la aspiradora y sacudo
como siempre lo hice.
Nada ha cambiado. Todo está inmaculado.

Algunas veces me encuentro el autobús
en el que ella iría,
luego regreso a casa cruzando el bosque, por el sendero
que ella hubiera tomado, buscando las pistas
que la policía no encontró.
Una vez encontré una pulsera. No era la suya.

Su padre pena. Su hermana llora por la noche.
Hay algo en nuestras vidas
que no se va a curar:
un defecto en el tiempo, una mancha en el aire.
Este dolor es como una celda que no podemos abandonar.
Lo soportamos bien y no lo dejaremos así.

John Burnside en Stvimming in the Flood (1995), incluido en La generación del cordero. Antología de la poesía actual en las Islas Británicas (Trilce Ediciones, México, 2000, selec. y trad. de Carlos López Beltrán y Pedro Serrano).

Otros poemas de John Burnside
Falta de pruebasNe de cest anUna piel normal

2 comentarios:

  1. El revelado de hoy podría alcanzar la categoría de imprescindible. Gracias, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, es un poema muy actual, cinematográfico. Un saludo.

      Eliminar

Tomo la palabra: