martes, 31 de diciembre de 2013

Poema del día: "El hombre y el mar", de Charles Baudelaire (Francia, 1821-1867)

¡Hombre libre, tú siempre has de querer al mar!
El mar es el espejo donde tu ser se mira
En la onda que hacia lo infinito se estira
Y de ese amargo abismo tu alma está a la par.

Te gusta hundirte en esa imagen atroz,
Tus ojos y tus brazos la abarcan. Y el sonido
Que hay en tu corazón a veces es vencido
Por el de ese lamento indomable y feroz.

Ambos son por igual cerrados y discretos:
Hombre, ninguno sabe si hay fondo en tus honduras,
Oh mar, nadie conoce tus riquezas oscuras,
¡Tanto que se empecinan en guardar sus secretos!

Y sin embargo, desde siglos innumerables
Los dos se están peleando sin tregua ni piedad.
¡Qué manera de amar la muerte y la crueldad,
Oh eternos luchadores, oh hermanos implacables!

Charles Baudelaire en Les fleurs du mal (1857), incluido en Poetas franceses contemporáneos (Ediciones Librerias Fausto, Bueno Aires, 1974, selec. y versiones de Raúl Gustavo Aguirre).

Otros poemas de Charles Baudelaire
CondenaciónCorrespondenciasEl crepúsculo vespertinoEl gatoEl hombre y el marEl vino de los traperosElevaciónLa muerte de los artistasLas ventanasLesbosLos búhosLos farosLos gatosSpleen

4 comentarios:

  1. Baudelaire siempre será Baudelaire.
    Este mar y este hombre, también serán siempre lo mismo, en el mismo espacio y tiempo, porque son uno, que se ama y que se odia, que "se lucha" y que se acerca, con toda la fuerza y furor de que es capaz.
    Hombre, simplemente hombre vivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es un poema universal, no es fácil encontrar muchos.

      Eliminar
  2. Que preciosidad de poema.El mar y el hombre eterna dualidad de amor y lucha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre, y muchos autores y autoras han hecho uso de la metáfora.

      Eliminar

Tomo la palabra: