viernes, 1 de febrero de 2013

Poema del día: "Secretos de golondrinas", de René Char (Francia, 1907-1988)

El arquitecto de la luz sabe que su provincia azul es de cristal.

   Al pie de una montaña a menudo cantada se encontraba una fá­brica de azufre. A su alrededor los árboles habían menguado. La tie­rra, inmóvil, se transformaba en desierto. La vida, que de tanto en tanto hacía averiguaciones, en el absurdo la estimaba útil y la alen­taba.

   Los signos que atraviesan las puertas no encuentran más que manos de amantes, signos que apenas difieren.

   Si el corazón produjese todo su impulso, el sol se quebraría para siempre. No es exagerado ningún desenlace de los que dan testimonio sin haber sucedido.

   El convaleciente se yergue de la moral que supura, la luna poda tres jardines.

   La miel de la noche se consume lentamente. El pasado se aproxima en juegos donde reluce su indolencia. Los obsequios sin palabra del fantasma serán dorados.

   Te callas y firmas al pie de la página, allí donde Paul Klee, de­terminando que no existes, descubre tu dirección.

René Char en Indagación de la base y de la cima (1952-1960) (Ediciones Árdora, Madrid, 1999, trad. de Jorge Riechmann).

2 comentarios:

  1. René Char siempre le da otra dimensión a la palabra. Poesía donde las haya.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, para mí es un poeta bastante bueno, que supo mantener el criterio de calidad a pesar de su militancia social.

      Eliminar

Tomo la palabra: