viernes, 23 de marzo de 2012

Poema del día: "Alegría por la visita que me hizo Lu Hongjian, a la orilla del lago, cuando estaba enferma", de Li Ye (China, ¿?-784)

Te marchaste, la última vez, al claro de luna,
en medio de una copiosa escarcha.
Vienes ahora, entre brumas glaciales,
a verme aquí, tumbada, enferma.
Las lágrimas me quitan la palabra.
Te pido tomar el vino de Tao,
el del famoso poeta
retirado a la montaña,
e improviso un poema para agradecerte.
Una borrachera casual.
No viene mal.
¿Qué hacer, si no?

Li Ye, incluido en Antología de poetas prostitutas chinas (Siglo V-Siglo XIX) (Visor Libros, Madrid, 2010, ed. y trad. de Guojian Chen).


4 comentarios:

  1. pero, qué sencillez,
    uno estudia, escribe, corrige, estudia y ¿ves?
    es más fácil
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema muchas veces es que queremos dejar claro absolutamente todo en un poema. Nos complicamos la vida. Y la poesía no va de eso

      Eliminar
  2. No es por ir sólo a lo más prosaico del asunto, el poema está bien pero eso de "poetas prostitutas" ¿tiene un sentido literal?
    Jaime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, literal. En China, durante miles de años, existió un tipo de prostitución para clases altas; las mujeres que la ejercían eran educadas de manera refinada y en China, el país de la poesía, ésta era una de las principales artes.

      Eliminar

Tomo la palabra: