miércoles, 21 de diciembre de 2011

Poema del día: "Quiere y no quiere su color mi pecho...", de César Vallejo (Perú, 1892-1938)

Quiere y no quiere su color mi pecho,
por cuyas bruscas vías voy, lloro con palo,
trato de ser feliz, lloro en mi mano,
recuerdo, escribo
y remacho una lágrima en mi pómulo.

Quiere su rojo el mal, el bien su rojo enrojecido
por el hacha suspensa,
por el trote del ala a pie volando,
y no quiere y sensiblemente
no quiere aquesto el hombre;
no quiere estar en su alma
acostado, en la sien latidos de asta,
el bimano, el muy bruto, el muy filósofo.

Así, casi no soy, me vengo abajo
desde el arado en que socorro a mi alma
y casi, en proporción, casi enaltézcome.
Que saber por qué tiene la vida este perrazo,
por qué lloro, por qué,
cejón, inhábil, veleidoso, hube nacido
gritando;
saberlo, comprenderlo
al son de un alfabeto competente,
sería padecer por un ingrato.

¡Y no! ¡No! ¡No! ¡Qué ardid, ni paramento!
Congoja, sí, con sí firme y frenético,
coriáceo, rapaz, quiere y no quiere, cielo y pájaro;
congoja, sí, con toda la bragueta.
Contienda entre dos llantos, robo de una sola ventura,
vía indolora en que padezco en chanclos
de la velocidad de andar a ciegas.

César Vallejo en Poemas humanos (1939), incluido en Obra poética completa (Alianza Tres, Madrid, 1994, ed. Américo Ferrari).

Otros poemas de César Vallejo y artículos sobre su obra
A mi hermano MiguelAbsolutaÁgapeAlgo te identifica...Altura y pelosConsiderando en frío, imparcialmente...Despedida recordando un adiósEl alma que sufrió de ser su cuerpoEl pan nuestroEl buen sentidoEl poeta a su amada, Ello es que el lugar donde me pongo...En suma, no poseo...,  España, aparta de mí este cáliz (IIIVIIVIIIX. Invierno en la batalla de Teruel,  XII.  MasaXV),  EspergesiaFue domingo...He aquí que hoy saludo...Hoy me gusta la vida mucho menos...Intensidad y alturaLa cena miserableLa rueda del hambrientoLos anillos fatigadosLos dados eternosLos heraldos negrosLos mineros salieron de la mina...Los nueve monstruosLos pasos lejanosMe viene, hay días...No vive ya nadie...Para el alma imposible de mi amada,  Piedra negra sobre una piedra blancaQuiere y no quiere su color mi pecho...,  Quisiera hoy ser feliz de buena gana...Sermón sobre la muerteTraspié entre dos estrellas,  Trilce (XIXXIII,   XXXVI,    LXXV,), Un hombre pasa con un pan al hombro...Voy a hablar de la esperanza¡Y si después de tantas palabras...
*Artículo de Francisco Cenamor sobre la vida y obra de César Vallejo
*Artículo de Francisco Cenamor sobre Trilce
*Artículo de Harold Alvarado Tenorio sobre la vida y obra de César Vallejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tomo la palabra: