domingo, 1 de agosto de 2010

Poema del día: "Trilce XXXVI", de César Vallejo (Perú, 1892-1938)

Pugnamos ensartarnos por un ojo de aguja,
enfrentados a las ganadas.
Amoniácase casi el cuarto ángulo del círculo.
¡Hembra se continúa el macho, a raíz
de probables senos, y precisamente
a raíz de cuanto no florece!

¿Por ahí estás, Venus de Milo?
Tú manqueas apenas pululando
entrañada en los brazos plenarios
de la existencia,
de esta existencia que todaviiza
perenne imperfección.
Venus de Milo, cuyo cercenado, increado
brazo revuélvese y trata de encodarse
a través de verdeantes guijarros gagos,
ortivos nautilos, aunes que gatean
recién, vísperas inmortales,
Laceadora de inminencias, laceadora
del paréntesis.

Rehusad, y vosotros, a posar las plantas
en la seguridad dupla de la Armonía.
Rehusad la simetría a buen seguro.
Intervenid en el conflicto
de puntas que se disputan
en la más torionda de las justas
el salto por el ojo de la aguja!

Tal siento ahora el meñique
demás en la siniestra. Lo veo y creo
no debe serme, o por lo menos que está
en sitio donde no debe.
Y me inspira rabia y me azarea
y no hay cómo salir de él, sino haciendo
la cuenta de que hoy es jueves.

¡Ceded al nuevo impar
                                    potente de orfandad!

César Vallejo en Trilce (1922), incluido en Obra poética completa (Alianza Editorial, Madrid, 1994).

Otros poemas de César Vallejo y artículos sobre su obra
A mi hermano MiguelAbsolutaÁgapeAlgo te identifica...Altura y pelosConsiderando en frío, imparcialmente...Despedida recordando un adiósEl alma que sufrió de ser su cuerpoEl pan nuestroEl buen sentidoEl poeta a su amada, Ello es que el lugar donde me pongo...En suma, no poseo...,  España, aparta de mí este cáliz (IIIVIIVIIIX. Invierno en la batalla de Teruel,  XII.  MasaXV),  EspergesiaFue domingo...He aquí que hoy saludo...Hoy me gusta la vida mucho menos...Intensidad y alturaLa cena miserableLa rueda del hambrientoLos anillos fatigadosLos dados eternosLos heraldos negrosLos mineros salieron de la mina...Los nueve monstruosLos pasos lejanosMe viene, hay días...No vive ya nadie...Para el alma imposible de mi amada,  Piedra negra sobre una piedra blancaQuiere y no quiere su color mi pecho...,  Quisiera hoy ser feliz de buena gana...Sermón sobre la muerteTraspié entre dos estrellas,  Trilce (XIXXIII,   XXXVI,    LXXV,), Un hombre pasa con un pan al hombro...Voy a hablar de la esperanza¡Y si después de tantas palabras...
*Artículo de Francisco Cenamor sobre la vida y obra de César Vallejo
*Artículo de Francisco Cenamor sobre Trilce
*Artículo de Harold Alvarado Tenorio sobre la vida y obra de César Vallejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: