lunes, 28 de septiembre de 2009

Poema del día: "La casera", de Charles Bukowski (Estados Unidos, 1920-1994)

en el piso de arriba no vive más que un chico.
la habitación cuesta 100 dólares y los gastos corren
de tu cuenta. ¿quiere Connie una
galletita? ¿verdad que es
guapa?, no te darán miedo los perros,
¿eh? ya me parecía. ¿hace mucho que vives
por aquí? yo llevo aquí desde
1922. recuerdo al presidente Harding, con su
sombrerazo. todo un
caballero. ¿conoces a Ernie Bowers? ¡lleva toda
la vida en el
barrio!
hay dos sofás.
si tienes visita
ella puede dormir en un sofá y
son camas. hay una cocina y tu propio
baño. en el piso de arriba sólo vive
un muchacho, nada más.
viene a casa del trabajo
escucha algo de música y luego
sale a comer. Connie, ¿quieres una
galletita? ¡Connie, cómete una galletita!
es un encanto, me despierta todas las mañanas
para salir y hacer sus cositas. me despierta con
la pata. qué encanto, cómete una galletita,
Connie. el viejo Ernie Bowers... anda por los 82, ahora habla
sobre todo de sí mismo, ayer le vi en la
esquina. ¿sabes que hacía de doble de
Rodolfo Valentino en el cine? y también sabe hacer imitaciones.
era igualito que
Rudy. lleva fotos
suyas como prueba. además es un imitador de primera.
deberías ver cómo
clava a Dean Martin...

Charles Bukowski en Escrutaba la locura en busca de la palabra, el verso, la ruta (Visor Libros, Madrid, 2005, trad. de Eduardo Iriarte).

Otros poemas de Charles Bukowski
Así que quieres ser escritor, ¿eh?La caseraLa muertes y el pegamento blancoLos púgiles mejicanos¿Qué voy a hacer?

2 comentarios:

  1. El tío (solo a Bukowski me atrevería a llamarle así, seguro que a él le gustaría) consigue transportarte a un "ratito" concreto, intrascendente, con olor a vieja que relata sus buenos tiempos, en USA, siento que entiendo la cotidianeidad americana leyendo esto más que con cien mil sesudos estudios.

    ResponderEliminar
  2. Cuando no decía tacos y destapaba su sensibilidad por las personas corrientes, Bukowski es interesante.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: