miércoles, 26 de agosto de 2009

Poema del día: "Visita por la tarde", de Antonio Gamoneda (España, 1931)

Entré en la casa y me quité el abrigo
para que mis amigos no supieran
cuánto frío tenía, pero ellos
dijeron: "Ven, entra en la cocina".
Y la madre hizo fuego para mí.
No he podido tener nunca mi fiesta
en paz como aquel día:
el vino en la madera; la mirada
de los niños; las palabras;
el resplandor del fuego...
Cuando llegó la noche, la mujer
sacó las manos del agua
y separó los cabellos esparcidos
sobre el rostro cansado.
Y vi el rostro.
Rostro cansado: amor.
Y sonreía.

2 comentarios:

  1. Una belleza. Uno de los poemas con "más luz" de este autor, muy especial para mi.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  2. A mí me encanta estos poemas suyos tan humanos.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: