viernes, 31 de julio de 2009

Poema del día: "Dos canciones del viento", de Emilio Prados (España, 1899-1962)

1
¿Las alamedas se mueven?...
Orden tienen de quedarse
dormidas, porque no hay luna...
y se mueven.

Es peligroso el negror
cuando el silencio es tan frío...
y se mueven.

Tan honda es la soledad
que, ni se siente el olvido...
y se mueven.

Y, yo, por las alamedas voy perdido...
-¿Y se mueven?

2
¡Qué altos se mueven los álamos!
¡Qué altos!

A nadie quiero llamar,
pero la voz se me va...
-¿De dónde viene?...

¡Qué altos se mueven los álamos!
¡Qué altos!

Y, nadie me ha de buscar...
Pero, esta voz que a mí viene,
¿de dónde viene?...

¡Qué altos se mueven los álamos!
¡Qué altos se mueven!

Emilio Prados en Jardín cerrado (Ediciones Cátedra, Madrid, 2000).

Otros poemas de Emilio Prados
Ángel desnudoÁrbolesÁrbolesBajo la alamedaCanción de dos rumbosDos canciones del vientoJuego de memoriaLa soledad cautivaLa voz en el jardínMás huidaTemor de abril,  ¿Todo se ha perdido?Torre de señales (VII)Tres canciones de despedida (123), Vuelta de la sombraYa nada busco

2 comentarios:

  1. Me gusta este poema.
    Tiene un ritmo contenido, pero muy interesante la conjunción de forma y fondo. Y llega.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hace poco alguien que está conmigo en un jurado de poesía dijo con desprecio, ante la poca calidad de los textos presentados: "hablan de árboles". En fin, hay gente que se cree Dios.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: