lunes, 29 de junio de 2009

Poema del día: "Donde hay hielo", de Paul Celan (Alemania, nacido en Rumanía, 1920-1970)

Donde hay hielo hay frescura para dos.
Para dos: por eso te hice venir.
Un aliento tal de fuego te rodeaba -
venías de la rosa.

Pregunté: ¿cómo te llamaban allí?
Me nombraste aquel nombre:
un viso de ceniza lo cubría -
de la rosa venías.

Donde hay hielo hay frescura para dos:
yo te di el doble nombre.
Tú abriste tu ojo debajo -
Un fulgor cubría el hoyo en el hielo.

Ahora, dije, cierro el mío - :
¡Toma esta palabra - mi ojo la dice al tuyo!
¡Tómala, dila como la digo,
dila como yo, dila despacio,
dila despacio, demórala,
y tu ojo - ¡manténlo abierto en tanto todavía!

Paul Celan en De umbral en umbral (1955), incluido en Obras completas (Trotta Editorial, Madrid, 2002, trad. de José Luis Reina Palazón).

Otros poemas de Paul Celan
AsísCanción de una dama en la sombraDonde hay hieloEn alta marFuga de la muerte,   IlegibilidadLenguaje de bidones-barreraLos años de ti a míOranienstrasse (1), Quien su corazón del pecho arranca de noche...Vestigios acústicos, vestigios visuales

2 comentarios:

  1. No entiendo bien esta poesía, no se sie s un juego sexual o la história de un desengaño...estoy perplejo.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: