jueves, 23 de agosto de 2007

Poema del día: "En el tronco de un olivo", de Tawfiq Zayyad (Palestina, 1922-1994)

Porque no tejo la lana,
porque a diario soy objeto
de órdenes de detención
y mi casa blanco de las visitas de la policía
para registrar y "limpiar"
porque no puedo comprar una hoja de papel,
grabaré todos mis secretos
en un olivo
en el patio de mi casa.
Grabaré mi historia
y los capítulos de mi tragedia
y mis quejas
en el naranjal y en las tumbas de mis muertos.
Grabaré toda la hiel que probé
y que borrará una décima parte de la miel que gustaremos.
Grabaré el número del recibo
de nuestra tierra expoliada
y el lugar de mi aldea y sus linderos
y las casas dinamitadas
y mis árboles derribados
y cada florecilla del campo aplastada
y los nombres de los que fueron maestros
en consumir mis nervios y mi aliento,
y el nombre de las cárceles
y de cada clase de esposas
que maniataron mis manos
y el historial de mis guardianes
y cada insulto que me arrojaron a la cara.
Grabaré "Kafr Qasim, no te olvido".
Grabaré "Deir Yasin, tu recuerdo ha arraigado en mí".
Grabaré: "Hemos llegado a la cumbre del drama,
nuestra tragedia nos ha roído
pero
hemos llegado a la cumbre".
Grabaré todo lo que me cuenta el sol
y lo que me susurra la luna
y lo que me cuenta una alondra
junto al pozo que los amantes abandonaron.
Para recordar
seguiré sin descanso grabando
todos los capítulos de mi tragedia
y todas las etapas del desastre
desde el principio hasta el fin.
Allá, en un olivo
en el patio de mi casa.

Tawfiq Zayyad en Ammán en septiembre y otros poemas (Hiperión, 1979).

2 comentarios:

  1. Vaya... la verdad es que sobrecoge su lectura, no sé si por la crudeza o por la certeza de saber que todo eso es cierto, o por ambas cosas.

    Me he pasado también por la web que enlazas, sobre poetas de la tierra palestina y ha sido todo un descubrimiento. No la perderé de vista, te lo aseguro :)

    Gracias!

    besos!!

    -galilea-

    ResponderEliminar
  2. Para serte sincero, en general huyo de este tipo de poesía. Entiendo perfectamente a los poetas, imagino que en su situación yo haría lo mismo, pero la poesía que se ve arrastrada por una lucha popular concreta no suele ser demasiado buena. Puede llamar a la lucha, incendiar las venas de sus lectores, pero es demasiado circunstancial, sin ese conflicto esa poesía se muere.
    Además, todo queda supeditado al mensaje. Pero es que además de ser panfletarias, estas poesías suelen ser poco complejas y exclusivistas.
    Libros como el de "España, aparta de mi este cáliz" suelen ser una bella excepción a esta poesía tan determinada por la urgencia de los conflictos sociales.

    ResponderEliminar

Tomo la palabra: