viernes, 30 de octubre de 2020

Poema del día: "Sobre el viejo y buen agasajo que es bueno para nada", de Arpi Voskanyan (Armenia, 1978)

Al principio llega el amor,
le sigue el detergente, el apresto, el enjuague
y los vendedores de diversos artículos de limpieza,
después llega la vecina – para tomar un cafecito,
y uno tras otro – los inspectores de luz, de agua y de gas,
los mendigos- que poseen diferentes talentos,
vienen los niños que no tienen nada que ver contigo,
los padres – apareciendo de algún lado, inesperados,
de golpe, empieza el olor a comida y el sonido del llanto,
después viene el llanto y la risa sobre el llanto,
luego, los amigos borrachos,
que inhalaron vodka durante 50 años,
los intérpretes del cuco para delirantes
los agentes de Godot –
con los diferentes proyectos de salvación,
finalmente llegan los segadores
y cortan todo lo que hay.

Así es,
si te equivocas y abres la puerta – sonaste.

(Nota: en algunos países de habla hispana "sonar" se usa como "morir").

Arpi Voskanyan, incluido en Altazor. Revista electrónica de literatura (1ª época, año 2, junio de 2020, Chile, trad. de Alice Ter-Ghevondian y versión de Ana Arzoumanian).

2 comentarios:

  1. Bonitos poemas nos traes, Francisco. Hay que recordar por siempre la buena literatura.
    Ah! Me he apuntado a tu blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Carla, hay muchísima poesía para mostrar. Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Tomo la palabra: