martes, 5 de junio de 2018

Poema del día: "Argumentum e silentio", de Paul Celan (Alemania, nacido en Rumanía, 1920-1970)

                                Para René Char

A la cadena atada
entre oro y olvido:
la noche.
Ambos quisieron prenderla.
Ambos consintió en su hacer.

Pon,
pon también ahora allí lo que quiere
albear del crepúsculo junto a los días:
la palabra sobrevolada de estrellas,
sobrebañada de mar.

A cada uno la palabra.
A cada uno la palabra que le cantó,
cuando la jauría le atacó por la espalda -
A cada uno la palabra que le cantó y quedó helada.

A ella, a la noche,
lo sobrevolado de estrellas, lo sobrebañado de mar,
a ella lo logrado al silencio,
cuya sangre no cristalizó cuando el colmillo del veneno
traspasó las sílabas.

A ella la palabra lograda al silencio.

Contra las otras que pronto,
prostituidas por las orejas de los desolladores,
también trepan por el tiempo y los tiempos,
testimonia por último,
por último, cuando sólo cadenas resuenan,
testimonia por la que allí yace
entre oro y olvido,
hermana de ambos de siempre -

¿Pues dónde
alborea, di, sino en ella,
que en la cuenca de su río de lágrimas
a los soles sumergiéndose la semilla muestra
una y otra vez?

Paul Celan en De umbral en umbral (1955), incluido en Obras completas (Editorial Trotta, Madrid, 2002, trad. de José Luis Reina Palazón).

Otros poemas de Paul Celan
Alces la piedra que alces...AquíAsísCanción de una dama en la sombraDonde hay hieloEn alta marEn el ojo injertadaFuga de la muerteIlegibilidadLenguaje de bidones-barreraLos años de ti a míLos camposNemorosoOranienstrasse (1), Quien su corazón del pecho arranca de noche...Vestigios acústicos, vestigios visuales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tomo la palabra: